miércoles. 17.08.2022

Los objetivos fundamentales pasan poro mejorar la respuesta de los órganos jurisdiccionales y garantizar la tutela judicial efectiva. También se pretende concentrar medios para hacer frente al incremento de los asuntos ingresados en dichos órganos.

Racionalizar el funcionamiento de los órganos de instancia es otra de las metas, que evitaría duplicidades y la circulación innecesaria de papel entre los mismos.

Otro beneficio es acabar con los problemas que actualmente genera el reparto de los asuntos entre los juzgados unipersonales, mediante la unificación de la interpretación de las normas de reparto, potenciar las figuras del presidente de tribunal y de sección, la especialización de los jueces y magistrados, a la vez que promover una efectiva unificación de los criterios de decisión, obteniendo la necesaria previsibilidad exigida por la seguridad jurídica.

Con todo ello, se podrá mejorar el sistema de selección de jueces y magistrados, así como del personal al servicio de la Administración de Justicia y regular con detalle los aspectos pendientes del cuerpo de letrados de la administración de justicia, entre otros asuntos.

Pequeñas audiencias en cada comarca
Comentarios