sábado 19.10.2019

UNA PERRA PA’ SAN JUAN... Y UN PARAGUAS TAMBIÉN

UNA PERRA PA’ SAN JUAN... Y UN PARAGUAS TAMBIÉN

Como es tradición, se colocó ayer el altar tradicional del día de San Juan frente a la iglesia de San Marcelo, un elemento de la cultura popular que se lleva recuperando desde hace ya muchos años. La tradición mandaba que en la mañana de San Juan los portales amaneciesen decorados por los niños, que pedían «una perra pa’ San Juan», decían los pequeños cuando pedían por las casas y a los viandantes. A esta petición, obtenían la respuesta de los mayores: «San Juan no come», a lo que los niños respondían: «Pero gasta pantalones». El dinero que conseguían, luego destinaban a una merienda. La diferencia radica en que este año, con las inclemencias de la meteorología, el altar hubo que ponerlo casi a cubierto, porque las precipitaciones de la jornada, dieron al traste en parte con las pretensiones de los organizadores. En la imagen, los curiosos se colocan al lado del altar de San Marcelo, que esperará a otro año para celebrar las fiestas en mejores condiciones, a ser posible. | dl

UNA PERRA PA’ SAN JUAN... Y UN PARAGUAS TAMBIÉN