jueves 20.02.2020
Estadísticas

Siete personas perdieron la vida en León en un accidente laboral

Hubo un total de 4.070 accidentes en 2019, los mortales descendieron respecto al 2018
Los servicios de emergencia atienden a un trabajador tras un accidente laboral. DL
Los servicios de emergencia atienden a un trabajador tras un accidente laboral. DL

Un total de 4.070 leoneses sufrieron un accidente laboral el pasado 2019. La cifra supone un aumento del 3,2 por ciento, es decir, 126 personas más que en 2018 fueron víctimas de un siniestro en el trabajo. En concreto, se produjeron en León 4.024 accidentes leves, 39 accidentes graves, y siete accidentes mortales. La tendencia en la Comunidad también ha ascendido, con un aumento hasta las 48 pérdidas humanas. 

 La seguridad en el desempeño del trabajo debería constituir una materia básica para cualquier empresa y sin embargo los trabajadores siguen perdiendo la vida tras salir de casa para ganarse el pan. Las cifras de siniestralidad laboral de 2019 revelan una cara una cruz de una misma moneda. Por un lado, 48 empleados fallecieron en sus puestos de trabajo durante el ejercicio, cinco más que en 2018, con un aumento porcentual del 11,6 por ciento.

Por otro, los siniestros mortales de camino al trabajo, bajaron a dos, desde los 16 del año precedente, con un descenso del 87,5 por ciento. La cifra global de fallecidos se situó así en medio centenar, nueve menos que en el 2018.

accidentes laborales
Gráfico de ICAL con los datos de la Junta de Castilla y León.

Por sectores, el número de accidentes creció más en la construcción, un 25,9 por ciento, hasta un total de 3.681; seguido ese aumento por el de la actividad primaria, con una subida del 10,2 por ciento, y 2.073 siniestros. Asimismo, en la industria se produjeron 7.820 accidentes con baja en jornada de trabajo, un 3,7 por ciento más que en el año anterior; y los servicios, 13.221, con un ligerísimo crecimiento del 0,1 por ciento.

Los sindicatos hablan de cifras  "inadmisibles"

Las secretarias de Salud Laboral de CCOO y UGT en Castilla y León, Sheila Mateos y Azucena Pérez, criticaron duramente unas cifras “inadmisibles” con medio centenar de fallecidos en la Comunidad y un incremento de los siniestros graves y del global de los accidentes, un año más, y exigieron un incremento de las sanciones a los empresarios.

Mateos puso de relieve que la precariedad laboral está detrás de los siniestros y denunció que echan en falta desde que empezó la crisis “sanciones” incluso que “conlleven la cárcel para el empresario” porque alguien “debe asumir la responsabilidad” cuando no se ponen los medios adecuados.

Siete personas perdieron la vida en León en un accidente laboral