jueves. 07.07.2022

El acuerdo del Gobierno con el Comité Nacional del Transporte, por el que se insta a las compañías petroleras a arrimar el hombro rebajando en cinco céntimos de euro el litro de gasolina; y después de la reunión que mantuvieron los ejecutivos de las grandes copoañías con el presidente, Pedro Sánchez, el pasado lunes en el Palacio de la Moncloa, las petroleras han comenzado a moverse al anunciar distintos tipos de rebaja en el precio de los combustibles, tanto para transportistas como para particulares.

La primera firma en hacerlo fue Repsol hace ya una semana, cuando anunció un recorte de 10 céntimos de euro por litro en el precio de todos sus combustibles a aquellos clientes particulares que paguen en sus más de 3.300 estaciones de servicio en España con la aplicación de fidelización Waylet. Esta iniciativa, que iba a estar vigente hasta el 18 de abril, con el fin de la Semana Santa, se amplió -según aunció el grupo este jueves- hasta el 30 de junio. E incluye a los transportistas que utilicen la tarjeta Solred en sus pagos. Por su parte, Cepsa anunció ayer que aplica un descuento directo de 10 céntimos por litro. La medida no está condicionada a próximos repostajes y es accesible a todos los usuarios, en las 1.500 estaciones de servicio que la compañía tiene repartidas por toda España.

Las petroleras entran en una guerra para aplicar descuentos