viernes 10.04.2020
Tribunales

Le piden tres años de cárcel por liarse a dar botellazos en plena plaza Mayor

La víctima recibió 31 puntos de sutura y la defensa alega que tenía problemas psiquiátricos
Imagen del lugar en el que ocurrieron los hechos. FERNANDO OTERO
Imagen del lugar en el que ocurrieron los hechos. FERNANDO OTERO

Un varón acusado de propinar varios botellazos en la cabeza a otro individuo, en el transcurso de una pelea en la plaza Mayor, se enfrenta a una pena de tres años de prisión, acusado de un supuesto delito de lesiones. La víctima recibió 31 puntos de sutura. Los hechos serán juzgados en Penal 2 el 2 de marzo, a las 11.30 horas.

Sobre las 3.45 horas del día 24 de septiembre de 2017, el acusado se encontraba en la plaza Mayor de León en compañía de varios conocidos, grupo en el que también se encontraba la víctima, y en un momento dado, sin mediar discusión previa, propinó un fuerte botellazo en la cara a éste, ocasionándole lesiones consistentes en una herida contusa en hemifacies izquierda, que abarcaba desde la sien izquierda hasta región lateral izquierda del cuello, cefalohematoma en región parietal izquierda y heridas mínimas en cuero cabelludo, lesiones para cuya sanidad precisó de tratamiento médico quirúrgico consistente en la aplicación de 31 puntos de sutura, tardando en curar de las mismas treinta días, ocho de los cuales de perjuicio particular moderado y veintidós de perjuicio exclusivamente básico.

17 centímetros de cicatriz

Le quedaron como secuelas una cicatriz de sien izquierda a región lateral izquierda del cuello, de unos 17 centímetros, ligeramente hipertrófica, no hiperpigmentada, no dolorosa, no pruriginosa y que provocaba cierta tirantez en expresión facial, lo que le ocasionó un perjuicio estético medio, valorado en las tablas médicas en 14 puntos de acuerdo al criterio de los forenses, según se hace constar en el escrito de calificaciones del Ministerio Fiscal, que obra en poder de este periódico.

Trastorno de personalidad

La defensa del sospechoso alega que había consumido gran cantidad de alcohol y que en la época de los hechos, el acusado tenía sus facultades volitivas completamente anuladas debido a su trastorno límite de personalidad, el tratamiento antidepresivo que estaba siguiendo y la ingesta de alcohol, según se hace constar en el escrito de defensa que se incorpora a las actuaciones.

Por adelantado

El sospechoso sostiene que estaba ebrio y consigna 2.000 euros para indemnizaciones

El acusado ha consignado 2.000 euros y solicita la entrega al perjudicado para reparación del daño. Era víctima de un trastorno depresivo y estaba tomando medicación pautada por una psiquiatra, que después de los hechos atendió al paciente en el Servicio de Psiquiatría del Hospital de León, y le prescribió los fármacos Fluoxetina y Topamax. En el transcurso de la vista oral se determinará la importancia de este extremo.

Le piden tres años de cárcel por liarse a dar botellazos en plena plaza Mayor