lunes. 03.10.2022
Estación de tren de León. F. Otero Perandones.
Estación de tren de León. FERNANDO OTERO

Los abusos que se estaban produciendo por parte de ususarios en las reservas de plaza en los trenes de Media Distancia desde que los abonos gratuiitos entraron en vigor el pasado 1 de septiembre, ha motivado que Renfe haya decidido cambiar su política. 

El Gobierno puso en marcha los abonos gratuitos para tratar de hacer frente al precio disparado de la energía y a la inflación. En el caso de los abonos de Media Distancia, el sistema permitía hacer la reserva y después no presentarse sin que hubiese penalización, al contrario de lo que ocurre en Cercanías. Esto ha supuesto que muchas personas hayan recurrido a esta posibilidad, haciendo diversas reservas para depsués elegir definitivamente la que más le convenía, dejando bloqueados asiestos que luego no iban a usar y que terminaban quedando vacíos.

Esta práctica se ha ido extendiendo hasta generar problemas importantes en trayectos regionales como Galicia o Castilla-La Mancha. 

Renfe se ha dado cuenta de esta realidad y ha introducido dos nuevas restricciones para evitar estas 'reserv

as fantasma'. Las condiciones de reserva ahora son distintas y afectan tanto a la cantidad de plazas que se pueden reservar como al bloque temporal de la vuelta. 

En el primer caso, no se pueden hacer más de dos reservas para ida y otras dos para la vuelta; mientras que en el caso de la vuelta, tampoco se puede reservar la vuelta hasta que se haya efectuado la ida. 

De esta forma, Renbfe espera acabar con la picaresca. 

El abono de trenes de Media Distancia de Renfe tiene una validez de cuatro meses, hasta el  31 de diciembre de 2022, si bien el Gobierno bartaja la posibilidad de prorrogar este plazo. 

La piscaresca y los abusos obligan a Renfe a cambiar el uso de los abonos. Estas son...
Comentarios