lunes. 27.06.2022
Hostelería

El plan de choque no llegará a 400 € por bar, calcula Cecale

Los empresarios reclaman «compensaciones» ante el cierre obligado
Aparicio, junto a Cepedano, ayer en su visita el Mercado del Conde Luna de León. MARCIANO PÉREZ

A menos de 48 horas del cierre de la hostelería, los gimnasios y las grandes superficies, «demonizados» por las administraciones, el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, reclamó ayer «compensaciones importantes» para estos negocios por «los cierres impuestos», «como en otros países de Europa». De aquí a Navidad, «cerrarán un tercio» de los hosteleros, que «tienen que cumplir con los pagos de las cuotas, de los impuestos, de los alquileres y no tienen ingresos», como recalcó ayer el líder de la patronal para alertar de que «el plan de choque» presentado por la Junta «es muy insuficiente, sobre todo para los sectores que peor lo están pasando». «En la línea de la hostelería, 6 millones de euros, con los que hay, no tocarían ni a 400 euros por cabeza en la comunidad», alertó.

Dinero negro

Aparicio insistió en que sólo con rebajar a la mitad la economía sumergida haría aflorar 30.000 M¤

Aparicio, que participó en un encuentro con los dirigentes de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), insistió en que esperan que la Junta «amplíe las líneas de aquí a la reunión del Consejo del Diálogo Social». Pero no se quedó tan sólo en la reivindicación a la administración autonómica. Aparicio extendió su advertencia de que «no hay suficiente» financiación, más allá de «las líneas de liquidez del ICO y de Iberaval». «Necesitamos que se inyecte dinero para poder mantener en pie la estructura y el año que viene necesitaremos más porque no sabemos cuándo va a acabar», concedió el presidente de la Cecale.

El líder de los empresarios mostró su esperanza en que «los cierres no sean de más de un mes», lo que permitiría salvar «la campaña de Navidad que, en el comercio y la hostelería, supone entre el 20 y el 30% de la facturación anual». Las cifras auguran la acumulación de «cierres y despidos», que preocupan sobre todo para «finales de año», cuando «se cumplan los 6 meses de los Erte que empezaron en mayo». Para atenuar los efectos, Aparicio exigió al Gobierno que «ataque la economía sumergida, que es del 28%». «Sólo con que redujera a la mitad aflorarían 30.0000 millones que ayudarían a paliar la situación», expuso el presidente de Cecale y vicepresidente de la Ceoe, quien abundó en que estos negocios «en negro dañan a los demás porque no cumplen con sus impuestos y hurtan al resto unos derechos y posibilidades de pagar menos».

En el listado de recados para el Ejecutivo central, Aparicio criticó «el incremento de impuestos a los plásticos y el azúcar, que están dañando a muchos sectores». La decisión, subrayó, «no ayuda a que se vuelva a la senda del crecimiento y la creación de empleo». «Cuando los impuestos han estado más bajos ha sido cuando más se ha recaudado porque había más creación de empresas y empleo», recordó el líder de la patronal.

El plan de choque no llegará a 400 € por bar, calcula Cecale
Comentarios