lunes 30/11/20

El plan director del noroeste prevé una inversión de 3.500 millones

El Mecanismo Conectar Europa viene en esta entrega con apéndice; la financiación para obras aumenta hasta un máximo del 50% tanto para los proyectos transfronterizos (con el MCE anterior llegaba hasta un 40%), como para la interoperabilidad ferroviaria y las vías fluviales (la Comisión Europea proponía ir hasta un 30%). El Parlamento Europeo forzó a esta ampliación de límite financiable con la idea de fortalecer la cohesión socioeconómica y territorial y la movilidad sostenible al tiempo que se aborda la descarbonización del sector del transporte.

Hay una reserva especial las regiones ultraperiféricas, que atacarán la brecha social y económica y geográfica con la cofinanciación del 70% para sus proyectos. La idea se plasma a la hora de hacer efectivo el cauce de la ayuda. Mejor para la red global, que recibirá un incremento de la inversión del 5% al 15%,

Entre tanto, el noroeste español espera que el Gobierno mueva ficha; Galicia acaba de pedir al ejecutivo central información específica sobre el plan director del Corredor Atlántico con el fin de definir los proyectos que quiere presentar a concurso de financiación.

Se toma como plan director un documento que hace veinte meses presentó el Ministerio de Fomento (ahora de Transportes), y que venía a definir algunas líneas concretas de la salida del corredor Atlántico hacia el mar que le da nombre (no deja de ser una ironía que el territorio que baña no esté incluido en la delimitación del eje prioritario). De antemano, se prevén invertir 3.500 millones para poner al día adecuado del siglo XXI la vía León-Vigo; más de 2.200 millones para obra de nueva estructura; más de 1.200 destinados a renovación y reparación de los viales; los nodos de Monforte y León.

Galicia, el gobierno gallego, ha puesto ya la tilde sobre las reivindicaciones para ir más allá de lo que definen como no más que un documento en powerpoint de principios de 2019.

El plan director del noroeste prevé una inversión de 3.500 millones