sábado 5/12/20
VILLAQUILAMBRE

La planta de biomasa mejorará la calidad del aire al eliminar unas 350 chimeneas

Los técnicos del proyecto destacan las ventajas económicas y ambientales de la central de 18 millones.

p. infiesta | león

La junta vecinal de Navatejera quiso dar ayer total transparencia a uno de los proyectos de mayor envergadura que se han planteado en la localidad: la futura planta de biomasa de 18 millones de euros que se asentará en 5,3 hectáreas y creará 10 puestos de trabajo directos. Según intentaron explicar los técnicos redactores del proyecto, en presencia de miembros del organismo autónomo del Somacyl y de la pedanía y ante un público mayoritariamente contrario —niños incluidos—, esta red de calefacción implicará el apagado de más de 350 calderas de combustible fósil, muchas de ellas de carbón y gasóleo. Por eso mejorará la calidad del aire de la zona.

Entre esas chimeneas destacan más de 30 instaladas en el campus universitario de León y la propia del hospital, cuya potencia supera la que tendrá la nueva planta. También destacaron que lo único que se usará es madera, fundamentalmente, de chopo y de aprovechamientos forestales de la provincia leonesa. Así, la generación térmica (que no eléctrica) se efectuará con un control continuo de la combustión y de unos sistemas de filtrado de gases muy sofisticados compuestos por ciclones separadores de partículas y electrofiltros, «las cuales cumplen sobradamente la normativa ambiental actualmente en vigor y la futura». Ello permite reducir respecto del mix de calderas de combustible fósil, el 100% de las emisiones de gases de efecto invernadero, más del 80% de las emisiones de óxidos de azufre (SOx) y más del 15% de las emisiones de monóxido de carbono (CO). Además, señalaron que es incorrecto hablar de incineradora, un rumor «infundado» que se ha extendido por Navatejera. La planta de biomasa no reducirá a cenizas residuos sólidos urbanos o cadáveres de animales con hornos que necesitan un combustible auxiliar como hacen las incineradoras. Usará astillas de chopo, pino y roble que arden por sí solas, como

Desde esa central, además de abastecer de calor al complejo hospitalario, al servicio territorial de la Junta, a la Subdelegación del Gobierno, al Ayuntamiento de León o a la sede de Hacienda, también se beneficiará con energía limpia a hostales, hoteles, colegios, centros de salud, el Auditorio, el Musac, diez facultades, el centro de alto rendimiento y varios laboratorios. Todos ellos consumen 85 millones de kilowatios al año y sueltan a la atmósfera 56.043 toneladas de CO2, que podrían mermarse a 3.257 toneladas de dióxido de carbono si se abastecieran con la biomasa forestal a la que recurrirá la nueva planta. Aseguraron también que producirá cero ruidos, cero vibraciones y nulas averías; que estará en permanente actualización tecnológica y que supondrá un importante ahorro en la factura energética.

La planta de biomasa mejorará la calidad del aire al eliminar unas 350 chimeneas
Comentarios