lunes 27/9/21

La plantilla del Inbiotec reanuda hoy la negociación tras rechazar el ERE

El administrador concursal se reunirá de nuevo con la empresa y los trabajadores del centro
Investigadores del Inbiotec afectados por el ERE, en las instalaciones del instituto. MARCIANO PÉREZ

El administrador concursal del Instituto de Biotecnología de León y los representantes de los ocho investigadores que continúan vinculados al centro no llegaron ayer a un acuerdo durante la segunda reunión que han mantenido desde que se inició el pasado 18 de agosto la fase de liquidación y se abrió el periodo de consultas de quince días para extinguir los contratos de todos los trabajadores.

Hoy están citados de nuevo, a las 13.30 horas, para reanudar la negociación del expediente de regulación de empleo, es decir, para resolver las indemnizaciones por los despidos tras los problemas de liquidez que arrastra el instituto, que cerró el ejercicio pasado, marcado por la pandemia, con un déficit anual de 200.000 euros.

Ese desajuste patrimonial obligó, según justificaron, a la Universidad y a la Diputación, que forman parte de la junta directiva, a solicitar de forma voluntaria el concurso de acreedores. En los cuatro meses que han pasado desde que se presentó no ha trascendido ningún avance, a pesar del requerimiento que han hecho los propios investigadores a las administraciones públicas para que arrimen el hombro y no dejen caer al Inbiotec.

Solo la Diputación comprometió en su momento 100.000 euros para que el centro ganara algo de tiempo mientras se buscaba una solución que garantizara su supervivencia a largo plazo, pero ese dinero, que tampoco hubiera sido la panacea, no llegó a tiempo porque la ley no permite conceder una subvención a un ente que se ha declarado en quiebra.

Tampoco la Universidad, hasta el momento, ha dado con la fórmula, aunque el rector aseguró en declaraciones a DIARIO DE LEÓN que no tira la toalla y que se había reunido personalmente con dos empresas interesadas por el Inbiotec antes de que se ejecutara su disolución. El objetivo es que entren con un capital importante en la sociedad que gestiona este organismo privado pero que no tiene ánimo de lucro y que desde 2010 no recibe ningún tipo de ayuda directa.

Los investigadores del instituto ya han dejado claro que sin apoyo estructural de las instituciones «es muy complicado» que un centro de estas características sea viable. La Junta «debería ser la primera», trasladaron desde la plantilla del instituto. De ahí, entienden las mismas fuentes, tiene que salir el 33% de la financiación del Inbiotec sin que esta se vincule a un proyecto concreto, como ocurre en países de Europa donde se da a la ciencia más valor que en España.

No obstante, a la reunión de ayer con el administrador concursal sí acudió un representante de la empresa con poderes de negociación, algo que no ocurrió en el anterior cónclave, el primero del periodo de consultas.

La plantilla del Inbiotec reanuda hoy la negociación tras rechazar el ERE