lunes. 05.12.2022

La plantilla de Laboratorios Ovejero salió ayer a la calle para defender sus derechos y denunciar la actitud del CEO de la compañía, que dio marcha atrás cuando ya tenía un preacuerdo cerrado con el Grupo Labiana que, además, había puesto dos millones como anticipo. Alrededor de 500 personas respaldaron la manifestación convocada por Comisiones Obreras y UGT, que acusaron al actual propietario de la empresa leonesa de jugar con el pan de 200 familias. Exigen una rectificación que dé certidumbre y estabilidad a los trabajadores, que contaron con el apoyo del líder del PSOE, Javier Alfonso Cendón, del dirigente autonómico de Podemos, Pablo Fernández, y del procurador de la UPL, Luis Mariano Santos. Una pancarta contra la desindustrialización y despoblación que asfixia a la provincia abrió la protesta, amenizada con canciones como El pueblo unido jamás será vencido o Vamos a contar mentiras.

La plantilla protesta en la calle antes de ir a la huelga
Comentarios