domingo 17.11.2019
SAN ANDRÉS DEL RABANEDO

El Pleno mejora la devolución de los 59,5 millones de deuda

UPL y Vox dan oxígeno al PSOE para acogerse a medidas de flexibilidad
Benjamín Fernández y Camino Cabañas, en el pleno.  JESÚS F. SALVADORES
Benjamín Fernández y Camino Cabañas, en el pleno. JESÚS F. SALVADORES

Las arcas de San Andrés del Rabanedo recibieron ayer un balón de oxígeno al aprobarse in extremis la adhesión del Ayuntamiento a las nuevas medidas de flexibilización económica que respalda el Gobierno central. En la práctica significará que el consistorio comenzará a devolver la deuda de 59,5 millones que mantiene con el Estado en 2022, al ampliarse en dos años más el periodo de carencia de los préstamos. Con ello, San Andrés se ahorra el desembolso de los 4,5 millones que preveía efectuar en 2020 y 2021.


Otro de los grandes beneficios es la disminución de la cuantía que se deberá pagar anualmente para hacer frente a la cuota de los créditos y los intereses, que pasa de 5 a 3 millones al ampliarse en una década el final del plazo de devolución de la deuda. «Se trata de dar mayor viabilidad al Ayuntamiento con más liquidez, no para obras faraónicas, pero sí las necesarias; no para contratar a una estrella del pop, sino para unas fiestas dignas, ni para una flota de camiones de basura y sí para mejorar el averiado», explicó el socialista Benjamín Fernández. La propuesta salió adelante con la ayuda de UPL y Vox, ya que el PP, Cs e IU votaron en contra y Unidas Podemos se abstuvo. «Seis millones más de intereses por dar una patada para adelante a la deuda no nos parece, porque se hipoteca a las siguientes generaciones», coincidieron en señalar el PP y Cs, que proponen ser más eficaces en la recaudación, ya que se dejan sin cobrar 1,8 millones, y reducir gastos. IU cree que las condiciones del Gobierno «son leoninas y debería no cobrar intereses», mientras UPL no quiere dejar a las siguientes corporaciones con las manos tan atadas que «solo puedan pagar nóminas y rezar para que no se estropee nada porque no se podría arreglar». La alcaldesa, Camino Cabañas, dijo que aprobar esas medidas no supondrán un relajamiento en los deberes municipales y sí que los vecinos dispongan «de más cosas y exista menor presión para devolver la deuda».

El Pleno mejora la devolución de los 59,5 millones de deuda