jueves. 08.12.2022
Imagen de la sesión plenaria celebrada ayer en la Casa de Cultura de Villaquilambre.
Imagen de la sesión plenaria celebrada ayer en la Casa de Cultura de Villaquilambre.

Más de cinco millones y medio de euros netos. Esa es la cantidad que el Ayuntamiento de Villaquilambre tiene previsto ahorrar mediante el Plan de Ajuste que ayer se aprobó en el Pleno celebrado en la Casa de Cultura de Villaquilambre y en el que el equipo de gobierno del municipio hizo valer su mayoría. Y es que el reajuste únicamente contó con el voto a favor del Partido Popular y Cíviqus. PSOE y UPL decidieron abstenerse mientras que IU y UPyD manifestaron su posición contraria a esta medida.

El Plan de Ajuste supone, según el teniente de alcalde de Cíviqus, Manuel Mitadiel, «una hoja de ruta» y no «una Biblia». «Hay que cumplir este plan pero en determinados momentos se pueden cambiar unas partidas por otras equivalentes. Es un compromiso de que los gastos se van a adaptar a los ingresos», aclaró Mitadiel.

Licencias de obra

Una de las medidas más importantes que se contemplan en el plan de reajuste es el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras. Y es que, el consistorio buscar incrementar la recaudación en un 108% en las licencias de obra. Tal y como aparece en el informe el tipo de gravamen se mantendrá en el 3,5%, como hasta ahora. La novedad radica en el aumento de la base imponible sobre la que se aplica ya que, según el consistorio, «los presupuestos de ejecución material presentados están infravalorados con la finalidad de tributar menos». Así, el coste promedio mínimo a establecer en ordenanza en las viviendas unifamiliares es de 910 euros el metro cuadrado; un 91% más. En el caso de las viviendas colectivas el incremento es de un 17%, alcanzando el coste promedio en 700 euros por metro cuadrado.

En este sentido el informe contempla un descenso de la concesión de licencias de un 20% el 2012 respecto a la recaudación del 2011, y un descenso decreciento de los ingresos hasta el ejercicio del 2015.

IBI

El Plan de Ajuste aprobado ayer incluye la subida del IBI del 10%, impuesta por el Gobierno central, pero que el consistorio de Villaquilambre mantendrá hasta el 2022.

El incremento por la recaudación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles vendrá determinado, según figura en el informe, por el incremento de los valores catastrales para el año 2013 del 10%, «como mínimo», y por el mantenimiento de la subida del tipo de gravamen del 10% como consecuencia de la aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto Ley 20/2011. El tipo pasa del 0,52% al 0,572%.

Gastos de personal

La primera medida en el apartado de los gastos hace referencia a la reducción de costes de personal, donde se incluyen 19 despidos. Además, otros aspectos que se han tenido en cuenta para realizar la proyección son la no cobertura de vacantes presupuestadas, y el crecimiento de gastos de personal del 1% hasta el 2015. Asimismo, a partir de este año «se contempla» un incremento salarial del 3%.

Con todo ello se busca un ahorro cercano al millón de euros para las arcas municipales.

Vados

La tasa por entrada de vehículos a través de las aceras, vados, sufrirá un incremento del 30%, pasando de 30,55 euros hasta los 39,72 euros con la nueva tarifa.

Además, en la actualidad se está realizando una inspección que, hasta el momento, ha detectado 950 pasos o entradas de vehículos a través de las aceras sin licencia. Este control se ha centrado en cuatro de las diez localidades que componen el municipio, aunque se estiman otras 650 posibles infracciones a detectar en lo que queda por inspeccionar.

Polideportivo de Nava

A partir del ejercicio 2012 se dejará de financiar con cargo al presupuesto municipal el polideportivo de Navatejera, planteándose la planificación conjunta de los usos de las instalaciones de propiedad municipal y de propiedad de las juntas vecinales para conseguir «una optimización de los recursos humanos y materiales».

Así, el Consistorio destinará al polideportivo 60.000 euros anuales; lo que supone una diferencia de 80.000 euros al año.

Otros asuntos

En la sesión plenaria de ayer tomó posesión de su nuevo cargo el concejal del PSOE, Pablo Antonio Fernández González, que sustituye a Manoli Ordás.

Además, se aprobó la propuesta del nombre de una plaza del municipio al economista Fabián Estapé, que vivió en Navatejera.

El Pleno sube el IBI y las tasas para ahorrar cinco millones en diez años