viernes 20/5/22

La Policía Nacional alertó ayer de que «se ha detectado la existencia de una modalidad de delito de estafa en establecimientos comerciales que viene ocurriendo a nivel nacional, y que, si bien no es nuevo, en las últimas fechas se ha incrementado, por lo que se advierte a fin de que se tomen las debidas precauciones para no caer en el engaño». Las víctimas, explicaron, «suelen ser empleados de los negocios a los que los estafadores recurren cuando los jefes no se encuentran en los mismos, hecho del que se han cerciorado, por lo que se presume que han realizado un monitoreo de sus redes sociales y que además cuentan con bastantes datos sobre el negocio y sobre los trabajadores».

La estafa se da cuando «estos empleados reciben una llamada telefónica de una persona que dice pertenecer a alguna empresa bien de paquetería o de otro tipo, en la que el interlocutor les comunica que tiene que recibir un pago de sus jefes, bien por amortización de deudas, bien por un envío urgente a su establecimiento, generalmente de equipación de videovigilancia, como cámaras, cable coaxial o cable de fibra». A la vez, el interlocutor «solicita al empleado que les envíe el dinero por empresas tipo Western Union, Money Graham, etcétera o bien páginas de internet de pago tipo Transferwise, Remitly, Paysafecard, Bitnovo, Bitcoin o App Store».

Los autores en sus conversaciones aportan «muchos detalles de los jefes y de la empresa y continúan las conversaciones por whatsapp logrando un clima de confianza con la víctima».

La Policía Nacional aconseja que antes de realizar un pago del que no se tenga constancia previa es conveniente confirmar internamente que ese servicio ha sido contratado para evitar ser víctimas de estas estafas. Nada es tan urgente que no permita una comprobación.

La Policía alerta de una ola de estafas de pagos fraudulentos en comercios