sábado 21/5/22

Los agentes de la Policía Local tuvieron que intervenir en un negocio comercial de la calle Álvaro López Núñez, después de que un vecino se quejara de las molestias y ruidos de un gallo, según informaron desde el gabinete de comunicación del equipo de gobierno. Tras hacer las comprobaciones, el propietario indicó que tenía en el local al animal provisionalmente y que si ocasionaba molestias se lo llevaba. Por ello, «el incidente queda resuelto sin sanciones», informaron. | dl

La Policía interviene por las molestias de un gallo
Comentarios