sábado 23/10/21
Seguridad ciudadana

'Bruja' y 'Turbo', los protagonistas de la sección canina de la Policía Local

can1
La nueva sección canina dependerá orgánicamente de la Unidad de Seguridad Ciudadana. AYUNTAMIENTO DE LEÓN

La Policía Local del Ayuntamiento de León ha puesto en marcha la Sección Canina especializada en la detención de drogas y otras sustancias. Dos perros, una hembra raza pastor holandés y un macho raza pastor belga malinois (Turbo y Bruja) están ya adiestrados y preparados para intervenir en sucesos que estén relacionados con la detección de drogas u otras sustancias estupefacientes, así como, la cooperación con los Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Plaza de San Marcos ha servido de escenario para la puesta de largo de esta nueva sección que dependerá orgánicamente de la Unidad de Seguridad Ciudadana y su trabajo va a dirigirse esencialmente al consumo y tráfico de estupefacientes.

El alcalde y responsable de la Policía, José Antonio Diez, ha explicado que el objetivo principal se centra en la lucha contra la tenencia, consumo y tráfico de sustancias estupefacientes, haciendo hincapié en los centros escolares, zonas recreativas y lugares de ocio tanto diurno como nocturno. “Insistiremos en los en los centros escolares, y otras zonas de ocio con la Sección Canina que cuya misión fundamental es detectar estas sustancias y tomar así las medida correctoras”, ha matizado.

Alta capacidad para detectar sustancias ocultas

La ayuda del perro detector es más que necesaria, puesto que un ser humano no tiene capacidad para detectar sustancias ocultas en los alrededores de los centros escolares, mientras que un perro detector, la detectaría y localizaría en un tiempo récord. Además, ha indicado que el perro detector no sólo es una herramienta eficaz en la detección y localización de las sustancias nocivas, sino un vector excelente de las relaciones sociales, favoreciendo la comunicación entre las personas objeto de la actuación policial.

Por todo ello la Sección Canina de la Policía Local de León, se va a orientar especialmente hacia la detección de sustancias estupefacientes, por ser una demanda ciudadana y más relacionada con el marco competencial de las Policías Locales.

La puesta en marcha de la Sección Canina, la consideración de la Policía Local como servicio público de seguridad pública, se debe dirigir su actuación a dar respuesta a las necesidades que plantea la sociedad en materia de protección ciudadana. De hecho, uno de los problemas que más preocupan a la sociedad y principalmente a los padres y profesores, es el aumento del consumo de drogas entre los menores de edad y que suelen tener los contactos más próximos con la droga en torno a los 12-14 años, cuando éstos se encuentran cursando la educación secundaria.

Para ello mediante la vigilancia policial durante el desarrollo del servicio se ha tratado de paliar esta situación, pero la constante evolución de este tipo de sustancias, así como el elevado y variado número de lugares de ocultación, provocan una dificultad en los agentes que sólo puede ser superada con la incorporación de nuevos métodos de detección que resulten versátiles, poco intrusivos y de coste reducido.


Sistema de formación

La formación de los canes ha sido programada mediante el sistema de trabajo ‘Marcaje Lapa’ y el binomio compuesto por dos agentes y dos canes ha superado la formación y será operativo en este mismo mes de abril.

'Bruja' y 'Turbo', los protagonistas de la sección canina de la Policía Local