sábado 8/5/21

La Policía Nacional da cuatro años después con el autor de un robo

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de León procedieron ayer a la detención de un varón de 38 años de edad, residente en la capital, como presunto autor de la sustracción de dos analizadores de combustión de calderas que fueron sustraídos del interior de la furgoneta de trabajo de la empresa prestataria del servicio cuando la misma se encontraba estacionada en la vía pública.

A través de una plataforma de venta de segunda mano un ciudadano residente en Madrid compró uno de estos aparatos por un precio bastante inferior al precio de mercado y cuando comenzó a utilizarlo se percató de que en los papeles impresos que se emiten para las comprobaciones de la combustión salía el nombre de la comercializadora, por ello sospechó que pudiera haber comprado un producto robado. Inmediatamente contactó con la empresa y con la policía aportando toda la información del anunciante con el que había realizado la compra.

Las gestiones pertinentes practicadas por el grupo de investigación de la Policía Nacional culminaron con la identificación y localización del anunciante, el cual finalizadas las diligencias policiales fue puesto en libertad una vez remitidas estas pesquisas al Juzgado de Guardia de León quien reabrió la causa inicialmente archivada.

La concienciación social ha sido clave en este caso para poder recuperar los efectos sustraídos al empatizar los ciudadanos entre sí, siendo conscientes de que hay que ser cuidadosos en las formas y precios a los que adquirimos los productos de segunda mano, informó el Cuerpo a través de un comunicado. La Policía Nacional quiere recordar a los ciudadanos como medida de prevención que no se compre nada que por su precio de ganga se sospeche que puede ser robado, así se evitarán con la colaboración de todos los robos de productos de venta fácil considerados «chollos».

La Policía Nacional da cuatro años después con el autor de un robo