miércoles 19/1/22
Sucesos

Vídeo | La Policía salva a un niño de dos años a punto de caer al vacío desde el balcón

Los padres se encontraban durmiendo en el interior y no se percataron de la situación

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil y de la Policía Local evitaron ayer una tragedia, al percatarse de que un niño de dos años, de origen subsahariano, deambulaba por el exterior de las ventanas de su habitación a la altura del número 62 de la avenida de Fernández Ladreda, solamente parapetado tras una minúscula barandilla que le llegaba hasta las rodillas, deambulando de un lado a otro del habitáculo con grave riesgo de caer al vacío.

La voz de alerta la dio un conductor del servicio municipal de grúas, que se percató de que el menor estaba en grave riesgo y se colocó bajo la ventana del segundo piso, para amortiguar la caída del pequeño en el caso de que se produjera.

Inmediatamente se sumaron a las labores de auxilio varios ciudadanos, que se situaron bajo el lugar de los hechos para prestar su auxilio. El nerviosismo se fue apoderando de la situación a la vista de que el menor parecía no comprender las indicaciones que se le realizaban y llegó a asirse de la antena de la televisión, para impulsarse en un intento por aferrarse.

A la llegada de la Policía Nacional y la Policía Local, se intentó tranquilizar el niño para que atendiera a las indicaciones. En un primer momento se le ordenó que se sentara, con el fin de evitar el riesgo de que se precipitara, indicación que asumió el pequeño, ataviado solamente con un pijama amarillo y completamente descalzo.

Aviso crucial
Fue un conductor del servicio municipal de la grúa quien dio la voz de alarma inicial

Instantes después, varias dotaciones de agentes se desplazaron al segundo piso de la vivienda para tratar de acceder al inmueble. Para sorpresa de los agentes, los progenitores estaban dormidos, asumieron lo que estaba ocurriendo como una anécdota y según la versión de uno de los policías, llegaron a molestarse por la intensidad de la reacción policial y dejaron entrever su disgusto por lo que consideraban una actuación racista.

Después de las disensiones iniciales, fue la madre del pequeño quien abrió la ventana del dormitorio y asió con fuerza a la criatura, para introducir al niño en el interior de la vivienda, donde fue reconocido por los efectivos policiales.

En torno a las doce de la mañana se dio por cerrada la incidencia. El Servicio de Familia tomó nota de las diligencias abiertas al respecto para adoptar las decisiones correspondientes, si bien en un principio se restó importancia a los hechos y no se consideró que vayan a tener trascendencia más allá del susto inicial y de la recomendación a los padres para que extremen la precaución en casos de estas características.

Tras unos instantes en los que el tráfico estuvo interrumpido en uno de los dos carriles de la vía, en dirección a la zona de la plaza de toros, volvió la normalidad.

Vídeo | La Policía salva a un niño de dos años a punto de caer al vacío desde el balcón
Comentarios