lunes 24.02.2020

Los «policías amigos» toman el entorno de los centros escolares

Los «policías amigos» toman el entorno de los centros escolares

La Policía Nacional tomó ayer por la mañana el instituto Padre Isla para «quiten el miedo a los unioformes» y se convenzan de que «los policías son sus amigos y están áhí para ayudarles», como expuso el subdelegado de Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones. La síntesis de la presentación del Plan de Seguridad y de Convivencia en los centros escolares y su entorno, en el que se incidirá, meduiante charlaws y actividades y el refiuerzo de la vigilancia, en la prevención del «uso de las drogas, incluido el alcohol, el ciberacoso, tanto en el ámbito sexual como otros ámbitos de extorsión, y en la violencia, sobre todo la violencia de género», detalló el representante del ejecutivo estatal.

Suárez -Quiñones recalcó la importancia del «incremento sorprendente de casos de menores imputados en casos de violencia contra la mujer». «Siempre pensamos que la violencia sobre la mujer se erradicaría cuando la educación ejerciera su papel, pero sin embargo en estos dos años ha habido un incremento, que aunque en valores absolutos no sea mucho nos ha sorprendido porque debería reducirse», explicó el subdelegado del Gobierno, quien inciedió en su charla ante los estudiantes en que «es una asignatura pendiente para la que necesita impulsar la educación en igualdad y valores para evitar estas conductas».

La campaña, cuya presentación permitió a los estudiantes del Padre Isla acercarse a los agentes y ver cómo funcionan equipamientos como los robots de manipulación de explosivos, también se centrará en el auymento de los casos de ciberacoso. Actos que Suárez-Quiñones animó a los escolares a que los denuncien, ante profesores y policía, cuando tenganm conocimiento, dado que «en muchos casos pasan desapercibidos». «Que no arruinen su vida los autores, ni mucho menos que se la arruinen a las víctimas», aconsejó el subdelegado, sin dejar pasar tampoco su alerta por «el abuso del alcohol» en los jóvenes, que «está siendo un verdadero problema».

Los «policías amigos» toman el entorno de los centros escolares