sábado 24/10/20

El PP exige al Gobierno que frene «el plan para aniquilar» el tren en León

Silván pide que se reponga el servicio ferroviario del regional exprés a Ponferrada
Microbús de relevo al tren regional exprés. JESÚS F. SALVADORES

El PP de León ve la sustitución del tren regional exprés a Ponferrada dentro del «proyecto de aniquilar el ferrocarril en León» que continúa en manos de los socialistas y «otros sectores que refrendan las actuales decisiones aberrantes con un silencio cómplice». El senador del PP por León Antonio Silván se refiere así al primer «nuevo»»servicio, «que ya no lo hace la empresa ferroviaria Renfe con trenes sino que se hace con autobús. Es el primer servicio en el que se elimina el tren por un bus que se plantea extender a otros y que se oculta con el silencio dictado dentro de la propia empresa pública.

La medida tomada es consecuencia del «plan de desescalada» aplicado al transporte. La vergonzosa medida hace sospechar que podría haber sido tomada no por un comité de expertos en ferrocarriles, sino por algunos dirigentes socialistas. Los nuevos servicios que se recuperan en otras provincias se realizan con trenes, pero en León se hace con un autobús que reduce las plazas.

La marginación de los pueblos leoneses es evidente al optar por un deficiente servicio por carretera para prestar servicio entre León y Ponferrada, algo que da otra vuelta de tuerca a la marginación que sufre El Bierzo con el Gobierno de Pedro Sánchez que intenta incomunicar a las dos capitales de la provincia.

Ese «falso servicio ferroviario» no realiza ninguna parada entre León y Astorga. El desprecio del PSOE por las zonas rurales y el propio tren como medio de transporte continúa y solo mejoran en zonas que privilegian como Cataluña y País Vasco. Esta medida causa rechazo en los pueblos que temen que pueda clausurarse la línea, y se toma como ejemplo el acoso y derribo que el Gobierno socialista ejerce sobre la vía estrecha que lleva años sufriendo la degradación del servicio que sigue sin llegar a la capital.

En el sector ferroviario, dice el PP, hay un sentimiento de indignación y ridículo por la medida que llega a cuestionar el propio objeto de la empresa pública Renfe –Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles- que realiza servicios regulares por carretera anulando al ferrocarril que es para lo que se constituyó. De seguir la misma línea, el abandono de los servicios de viajeros en tren por servicios en autobús, podría extenderse también en las mercancías hacia las empresas por carretera. Es un ridículo absoluto al que se está sometiendo a la empresa pública en León.

El senador leonés Antonio Silván exige que se recupere el tren para recuperar también paradas en los pueblos, la opción de llevar bicis claves para el turismo en el Camino de Santiago y animales de compañía ahora prohibidos, para lograr un servicio de calidad. Solo son dos servicios «regional exprés» los servicios que unen León y Ponferrada algo insuficiente y que no responde a los estándares de calidad que disfrutan otras provincias.

El presidente de Renfe anuló precisamente hace unos días su viaje a León, lo que impidió dar respuesta al futuro de los talleres proyectados en Torneros, la supresión del tren hotel que incomunica Galicia y Cataluña por León, la falta de apuesta por la vía estrecha que no llega a la capital, la falta de centralización en León de oficinas dispersas por el noroeste, trabajo temporal y precario en los actuales talleres o el grave declive de las mercancías.

El PP exige al Gobierno que frene «el plan para aniquilar» el tren en León