sábado. 26.11.2022

El PP ve «innecesario» abrir los comedores en verano

Los populares consideran «improcedente» la medida que respaldaban el resto de los grupos en la oposición .

Dl | León

El Grupo Popular volvió a rechazar ayer la apertura de los comedores escolares en verano para atender a niños cuyas familias no cuentan con suficientes recursos o están en riesgo de exclusión social al considerar la medida —que respaldaban el resto de los grupos en la oposición y surgida de una propuesta socialista— «improcedente e innecesaria». La socialista Ana Muñoz de la Peña argumentó que la tasa de riesgo de pobreza aumentó en 5,3 puntos en Castilla y León en 2013 hasta el 26,1% y afirmó que hay hogares que sólo se pueden permitir una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días. «Los datos son terribles: precariedad laboral, el desempleo y los desahucios», añadió.

«Por necesidad y por justicia, espero que apoyen esta proposición», sostuvo la procuradora socialista, que pidió la apertura de los comedores escolares en periodos no lectivos al entender que la Red de apoyo a la familia no cubre las necesidades planteadas y recomendó que se utilice el margen de déficit que permite el Ministerio de Hacienda.

La medida recibió el apoyo de Lorena González (Podemos), Belén Rosado (C’s), José Sarrión (IU) y Luis Mariano Santos (UPL), todos ellos compartieron la necesidad de que los comedores estén abiertos en verano así como que no «se estigmatice» a los menores que acuden a ellos, según Ical. Para el popular Jesús Alonso, la oposición presentó una «pobreza severa» que no se corresponde con la realidad autonómica.

Alonso cuestionó los datos ofrecidos. Señaló que la pobreza extrema es el 3,5% de la población infantil —inferior a la media— y afirmó que la Red centinela de alerta infantil atiende las necesidades de los menores y está alerta ante posibles nuevos casos, opinión que no compartió Muñoz de la Peña, que habló de 125.000 niños en situación de pobreza y 102.534 las personas sin ningún ingreso.

El popular calificó de «improcedente e innecesaria» la medida de los comedores escolares porque existe una atención a través de la Red de familias, los niños están mejor en su entorno familiar y no en «la tribu», la necesidad es de toda la familia y no sólo del escolar, también en todas las comidas y enviar a los niños al comedor es un «señalamiento». «Hay una necesidad, pero hay que atenderla con normalidad», zanjó.

«Aunque un sólo niño pase hambre es indecente que no se haga nada», argumentó Muñoz de la Peña, quien acudió al mismo calificativo para referirse a los más de ocho millones gastados en «copas» o «comidas», conforme a las facturas denunciadas por su grupo como «gastos diversos» que ayer centraron el debate entre la vicepresidenta de la Junta y la viceportavoz socialista. Alonso propuso entonces una enmienda para «seguir impulsando» la actual Red centinela.

El PP ve «innecesario» abrir los comedores en verano