miércoles. 06.07.2022

El presidente de la Junta de Castilla y León y del PP en la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró ayer que va a ser «un muro frente al sanchismo» para defender el modelo de gestión de su partido frente al del PSOE: «La buena gestión ante la ineficacia».

Realizó estas declaraciones durante su intervención en la clausura del «Encuentro de presidentes provinciales e insulares del PP», que se celebró desde el viernes en León y que también contó ayer sábado con la intervención del presidente nacional del partido, Pablo Casado.

Durante su disurso, Fernández Mañueco denunció la discriminación del Gobierno de Pedro Sánchez a Castilla y León: «Somos gente sobria y austera y lo que ha demostrado Sánchez es que no nos conoce ya que piensa que nos puede humillar y olvidarnos, pero sabemos defendernos y lo vamos a hacer».

El jefe del Ejecutivo autonómico comparó los dos modelos distintos que representan el PP y el PSOE haciendo referencias a los presupuestos aprobados para el año que viene en ambas administraciones.

«Son dos proyectos distintos frente a las cuentas de Sánchez que pretenden beneficiarse de la sociedad y parece más una oferta del Black Friday para sus socios que en pensar en los problemas de los españoles, mientras en Castilla y León hemos puesto las cuentas autonómicas al servicio de la sociedad», recalcó. Asimismo, el presidente de la Junta enfrentó el municipalismo del PP frente «al olvido de los socialistas de los ayuntamientos y el mundo rural». Criticó el abandono de Sánchez a los agricultores y ganaderos y exigio que se defiendan los intereses del sector primario en contra de iniciativas que «atacan al sector remolachero y cárnico, y que olvida tomar medidas para paliar el gran incremento de costes productivos en este sector».

El presidente de la Junta se ve como «un muro frente al sanchismo» y su «ineficacia»