miércoles. 06.07.2022
Diario de Viaje | De León a Ucrania

Primer objetivo cumplido: el cargamento ya está en Cracovia

La caravana de ayuda en la que participan los leoneses David de la Riva y Francisco Javier Colino ya ha llegado a Cracovia, donde ya han entregado su cargamento de medicamentos y comida. Además, Pilar y su hijo Jonathan continúan su viaje hasta el campamento de Lublin para entregar sacos de dormir y alimentos. Todos esperan ayudar ucranianos a alejarse de la guerra e instalarse en León y España. 
David de la Riva explica la gran acogida que ha tenido la aportación leonesa en Polonia

La caravana de coches cargados de alimentos, medicamentos y enseres de primera necesidad en la que participan los leoneses David de la Riva y Francisco Javier Colino ha logrado su primer objetivo: llegar a Cracovia. 

Esta misma mañana ya han localizado un almacén gestionado por instituciones y militares polacos, desde donde se distribuyen los productos a aquellos lugares donde sean necesarios. De la Riva, especializado en cadena logística desde hace más de una década, está poniendo en valor su formación y experiencia empresarial en esta materia para dar continuidad al camino solidario que ha iniciado.

Mañana partirán hacia España con la ilusión de traer hacia territorio amigo a compatriotas ucranianos cuyas familias residen en España, para que una iniciativa personal y altruista se convierta en una ventana de ayuda a quienes necesitan salir del horror.

"Hemos tenido una gran acogida, hemos picado a la puerta, nos han abierto y nos han agradecido enormemente la ayuda que les entregamos desde España", ha dicho el leonés emocionado.
 

Tras la entrega del material, ellos seguirán trabajando para agrandar aún más su aventura solidaria, que han llevado a cabo con sus propios recursos, porque aún no ha acabado, ya que su familiares y sus contactos les siguen enviando ayuda y apoyo desde España. Los dos leoneses leoneses, en compañía de un grupo de amigos que, de forma completamente altruista se han ido organizando para llegar a Polonia y dar su apoyo a los ucranianos tras la invasión rusa continuarán con su labor.

Estos amigos españoles traerán a España a dos familias para que se reagrupen aquí con otros familiares que ya viven en España. Ya han contactado con una de ellas y está previsto que contacten con la segunda hoy mismo.

" Estamos cansados como es lógico, pero contentos, esperando al encuentro con las familias que llevaremos a España", ha señalado el joven leonés tras llegar a Cracovia ayer por la noche.

Con la asociación DYA

Pero esta no es la única ayuda enviada a los ucranianos que se ha gestado en León. Pilar y su hijo Jonthan están ya camino del campamento de refugiados ucranianos de Lublin, en Polonia. El lunes salieron de León y se fueron sumando por el camino con otros vehículos de la organización Detente y Ayuda (DYA) a nivel nacional. Van cargados con alimentos, fundamentalmente para ayudar a los ucranianos que han huido de su país a entrar en calor como café o sopas y leches, además de cacao soluble. 

En su furgoneta, de ocho plazas, llevan también insulina para los diabéticos y otros medicamentos, además de ropa y sacos de dormir para ayudar a los refugiados a combatir el frío de las noches en el campamento.  El vehículo leonés forma parte de una caravana en la que también participan las asociaciones de Extremadura, Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa y que pretende llegar esta misma tarde a Lublin.

El objetivo de este viaje, como ha explicado el presidente de la asociación DYA León, Tomás Martín, es descargar la ayuda y traerse a España, incluso a Trobajo, donde tiene su sede la delegación leonesa de esta organización nacional, a seis ucranianos. La idea es que cuenten aquí con familia o conocidos que puedan acogerles. 

 

"La situación es tal que aunque desde DYA España teníamos contacto ya con 18 personas para ayudarles, esta cifra varía hora a hora y día a día. La gente se está buscando la vida como puede y en el momento que ven la más  mínima posibilidad de huir se montan y se van", ha señalado Martín.

La ayuda que llevan a Polonia ha sido sufragada con la aportación de los socios de DYA y también las aportaciones que los leoneses han ido depositando en su asociación, ubicada en la calle Espoz y Mina. 

DYA, a través de los servicios sociales de los ayuntamientos, entrega ayuda a las familias más necesitadas. En su paquetes, además de comida (que también incluye productos frescos) incluyen productos de limpieza y de higiene, algo que comenzaron a hacer durante la pandemia. Entre sus acciones, las charlas y los talleres que dan en los colegios sobre primeros auxilios y maniobras de reanimación, junto con los servicios preventivos que llevan a cabo con la ambulancia con la que cuenta la asociación leonesa. 

Primer objetivo cumplido: el cargamento ya está en Cracovia