martes 17/5/22

La Universidad de León fue donde se gestó la iniciativa y, para conseguir un buen posicionamiento y el respaldo de la Agencia Espacial Europea para su red de incubadoras, se creó en abril una aceleradora para nutrir con nuevos proyectos el polo aeroespacial que poco a poco va gestándose en León, que también contaba con el apoyo del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León. Está previsto que arranque con dos proyectos y que los emprendedores puedan disponer de todos los recursos con los que cuenta la Escuela de Ingenierías Industriales, Informática y Aeroespacial, alrededor de la cual han ido surgiendo iniciativas y colaboraciones tanto con el sector civil como con el militar.

Uno de los pilares en los que también ha apoyado la Junta su candidatura ha sido el sector empresarial e institucional. Entre sus menciones, el Incibe, o el centro de Supercomputación, con sede en León, o Ecosat, que también en colaboración con la Administración autonómica y la Universidad de León desarrolla dirigibles estratosféricos que se presentan como alternativa a los actuales satélites para dar servicios de comunicaciones o militares. Un caldo de cultivo que posiciona a León frente a otras alternativas en la comunidad autonómica para convertirse en la sede de la incubadora.

El primer paso, la aceleradora creada desde la ULE para ofrecer garantías
Comentarios