viernes 7/5/21
En los próximos cuatro años

La privatización del mantenimiento de la ciudad le costará a León 14 M€ hasta 2025

El contrato establece que se podrá llegar hasta los 4,2 M€ anuales en arreglos, asfaltados y nuevos proyectos urbanos
El plan de asfaltado, que antes iba en otro contrato, se incluirá dentro de la privatización. MARCIANO PÉREZ

La decisión del alcalde, José Antonio Diez, de apostar por la privatización del mantenimiento del municipio le costará a León 14 millones de euros en los próximos cuatro años. La cifra se asienta en la propuesta de adjudicación del contrato a favor de la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Seys Medioambiente, SL y Sogesel Desarrollo y Gestión, SL, en la que se detalla que la administración dispondrá en cada una de las cuatro anualidades, con opción a una prórroga de una más, de 3,5 millones de euros. Como mínimo, el consistorio tendrá que encargar trabajos a la concesionaria por un 70% de la partida. Aunque, a su vez, se establece también que la factura podrá subir hasta los 4,2 millones de euros si lo considera oportuno el equipo de gobierno e, incluso, rebasarlo en el caso de que se trate de labores en el polígono industrial para las que será necesario llegar a un acuerdo con el consorcio. Mientras, las brigadas municipales de obras, en las que apenas resisten una veintena de efectivos en plantilla, tras el despidos de casi medio centenar de eventuales por parte de los socialistas en 2009, se reservarán para pequeñas intervenciones.

La encomienda, que deberá ser ratificada en el Pleno de final de mes, repite la misma estrategia que el PSOE ya empleó en su último mandato en el poder. Entonces, se lo adjudicó a Acciona por 3.572.000 euros, a la vez que le daba a la misma empresa por 3.123.000 euros la externalización del servicio de jardines que aún se conserva. En esta ocasión, el contrato se ajusta a los 3,5 millones de euros que se fijaban en la licitación, sobre los que las constructoras debían proponer una reducción de los precios unitarios. Esta forma de ofertar, que en la práctica supone que se pueden hacer más unidades de obra con el mismo importe, se resolvió a favor de la adjudicataria, que se presentaba frente a otras 10 interesadas. La cifra propuesta supone una reducción del 18,01% y, pese a entrar en la catalogación de baja temeraria, los técnicos han aceptado la justificación dada por los responsables de que cumplirán con el encargo sin reducir las calidades.

El contrato marca que la empresa debe lograr «un perfecto estado de mantenimiento y conservación del viario público de León», en el que se incluye «pavimento de calzadas, plazas, parques, puentes, pasarelas peatonales, caminos y espacios peatonales pavimentados con aglomerado asfáltico, hormigón, mortero impreso y tratamientos superficiales a base de resinas y sus elementos auxiliares». Junto con todo este catálogo se cita que la constructora tendrá que atender «las actuaciones de reparación y reforma requeridas por el servicio de infraestructuras y movilidad», según se reseña en el informe, en el que se añade que cabrá la «ejecución de actuaciones de mayor calado en el espacio público, que requerirán la aprobación previa del correspondiente proyecto».

Antecedentes
El contrato retoma el plan que el PSOE ya tuvo en 2009 cuando lo adjudicó y despidió a los eventuales

Pendiente de ratificar
La adjudicataria presentó oferta con un 18% de baja que permitirá llegar a más unidades de obra

La concesionaria tendrá que contar con dos brigadas de «acción inmediata». En el primer caso se centrarán en «reparaciones ante daños imprevistos que requieren celeridad, incluso en situaciones de emergencia». Por emergencia, «se entiende la conservación de cualquier zona pavimentada, obra de fábrica, elemento estructural u ornamental de competencia municipal que requiera una actuación de máxima urgencia por sus condiciones de mal estado, o por el deterioro causado por actuaciones ajenas al desenvolvimiento normal de la vida de la ciudad y que supongan grave riesgo para la seguridad y salubridad de la población», como se recoge en los pliegos, donde se abunda en que pueden producirse «por circunstancias tales como inundaciones, corrimientos de tierras, aparición de hundimientos o socavones».

La concesionaria dispondrá otras dos brigadas de «mantenimiento programado». Los encargos que reciban se acompasarán a los apuntes que se tomen en las inspecciones, que deberán contar con una «frecuencia mínimas a efectuar por los equipos de información» de carácter «semanal, para el centro histórico, y quincenal, para el resto de los barrios».

La privatización del mantenimiento de la ciudad le costará a León 14 M€ hasta 2025
Comentarios