domingo 25/7/21

El Procurador exige mejores condiciones laborales de los interventores

El pasado mes de junio, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) presentó al Procurador del Común de Castilla y León una queja, por el incumplimiento de normas legales por parte de la Diputación Provincial leonesa, que afecta a las condiciones laborales de los secretarios-interventores de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes. Una reclamación que el alto representante regional ha hecho suya, según informó ayer el sindicato.

El Procurador del Común de Castilla y León ha presentado una queja, ante el presidente de la Diputación de León, para protestar por la situación laboral del personal de las administraciones locales en la provincia, concretamente de los secretarios-interventores. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios se congratula de esa actuación, puesto que es una demanda suya presentada el pasado mes de junio, ante el alto representante. CSIF quiso poner de manifiesto la precariedad en la que se encuentran las personas pertenecientes a la Subescala de Secretaría-Intervención, integrada en la escala de Funcionarios de Administración Local con habilitación de carácter nacional, que prestan sus servicios en municipios con población inferior a 5.000 habitantes en la provincia. De los 211 municipios leoneses, 200 cuentan con menos de 5.000 habitantes.

En la labor diaria que desarrollan sus funciones estos profesionales se han observado muchas dificultades. Entre ellas, las frecuentes modificaciones legislativas y la complejidad de la normativa que regula el funcionamiento de la Administración Local, que se complica además con la obligación de facilitar, continua y periódicamente desde diversas plataformas, datos a la Administración General del Estado, especialmente al Ministerio de Hacienda.

El Procurador exige mejores condiciones laborales de los interventores