domingo. 26.06.2022

El Procurador del Común recomienda, a través de distintas resoluciones, que las ordenanzas fiscales no distingan entre empadronados y no empadronados en las tarifas que se abonan por el uso de las piscinas municipales, por ser contrario al principio de igualdad. El Procurador, año tras año, viene resolviendo quejas en las que se pone de manifiesto que los ayuntamientos han aprobado ordenanzas fiscales que diferencian entre ciudadanos empadronados o con algún tipo de vinculación con el municipio y no empadronados o que carecen de determinada vinculación con la entidad local para prever costes diferentes por la utilización del servicio de piscina municipal. Una situación que afecta a la tarifa general o en la aplicación de bonificaciones, por ejemplo, por la adquisición del derecho a disfrutar de un determinado número de baños o por la utilización del servicio durante toda la temporada. La institución está resolviendo numerosas quejas en las que mantiene que el empadronamiento no es criterio para hacer distinciones.

El Procurador pide una tarifa plana para las piscinas municipales
Comentarios