viernes 20/5/22

La Asociación de Profesores de Educación Secundaria de Castilla y León (Aspes) exige a la Junta «medidas urgentes» ante el aumento de contagios en las aulas de Secundaria como la instalación «inmediata» de purificadores de aire y los medidores de CO2,,, que ayer comenzaron a llegar a los colegios leoneses. Asimismo, reclama que los contagios por coronavirus sean tratados como enfermedad laboral, que a los profesores mayores de 55 años se les reconozca el derecho a reducir su jornada y un cambio en el protocolo para realizar los cribados una vez que se detecten casos positivos en aulas de ESO y una «mayor consideración» hacia el colectivo docente respecto a la vacunación.

Aspes ve «inadmisible» que haya que «esperar al tercer contagio en el aula» para que se lleven a cabo cribados y tacha de «insostenible» la situación para docentes que, en ocasiones, llegan a entrar en contacto «con cerca de 150 alumnos cada día por la dinámica de aulas rotatorias», por lo que los docentes constituyen un grupo de «alto riesgo» en cuanto a las posibilidades de contagio. Desde la asociación recuerdan que hasta el momento sólo disponen de purificadores de aire centros donde los ayuntamientos o las asociaciones de padres «los han adquirido» y defienden que los purificadores «contribuyen a reducir la incomodidad de la ventilación natural en pleno invierno», que supone «un grave perjuicio para la salud de unos profesores y alumnos que ya están más que hartos de esta situación». Además, consideran «insuficiente» la protección de las mascarillas quirúrgicas y exigen las FFP2.

Los profesores exigen mejorar el protocolo por la subida de casos en la ESO