sábado 5/12/20
Los daños a la hostelería

La prohibición de fumar en las terrazas reducirá otro 25% los ingresos a los bares

Martín Méndez: «Muchos negocios están facturando un 70% menos, esto puede ser la puntilla»
Pese al mal tiempo, bastantes personas disfrutaron ayer domingo del aperitivo en las terrazas de la capital leonesa. FERNANDO OTERO
Pese al mal tiempo, bastantes personas disfrutaron ayer domingo del aperitivo en las terrazas de la capital leonesa. FERNANDO OTERO

El sector hostelero sigue siendo uno de los más castigados por la pandemia. La reciente prohibición de fumar en las terrazas le golpeará otra vez con dureza hasta el punto de que a los negocios les supondrá una merma a mayores del 25% de su menguante recaudación como consecuencia de la crisis sanitaria y económica en la que nos encontramos desde marzo pasado.

«La repercusión que va a tener es clara. La gente apuesta ahora más que nunca por las terrazas para no entrar en los locales, pero si no se puede fumar hay muchos que no se tomarán ese café esa caña o ese vino como tenían por costumbre cada día. Estamos vendiendo bajo mínimos y esta nueva medida recortará las ventas en aproximadamente un 25%», calculó el responsable de la Asociación de Hostelería y Turismo de León, Martín Méndez. «Esta nueva caída de las ventas puede ser la puntilla para muchos establecimientos», valoró con pesimismo.

Fuente de empleo
Da trabajo en León capital a unas 5.000 personas y a más de 10.000 en el conjunto de la provincia

A su juicio, el estallido de la pandemia del coronavirus ha arrastrado al sector a un pozo y lo peor es que no parece divisarse la luz al final del túnel. La sucesión de restricciones ha llevado a muchos negocios de hostelería a facturar un 70% menos de los números que tenían antes. «Y en la zona del casco antiguo lo notamos aún más. Hay negocios que están vendiendo poco más de un 10% de lo que vendían. Estamos muy preocupados por todo lo que estamos viviendo en estos momentos».

La Junta de Castilla y León acordó hace algo más de una semana con carácter general para toda la Comunidad las prohibiciones de consumo en barra en bares y restaurantes y de fumar en las terrazas, unas restricciones a las que se suma la limitación a un máximo de seis personas de las reuniones privadas.

El sector hostelero da empleo directo a unas 5.000 personas en León pero el descenso de actividad y las restricciones han obligado a algunos a bajar la trapa y a muchos otros a aligerar sus plantillas de forma importante. «Es posible que la mitad de esos 5.000 sigan todavía en un Erte», apuntó Méndez para explicar con números el impacto de la situación actual. En el conjunto de la provincia, da empleo a más de 10.000 personas repartidas en 3.500 empresas.

Las perspectivas no son buenas. La Asociación de Hostelería augura que «bastantes negocios van a cerrar» convencida de que se está implantando un cambio de hábitos que llevará a muchos a optar por quedarse en casa por el temor al contagio y por las limitaciones en el ocio. «Desgraciadamente, el sector sigue siendo demonizado en esta crisis pese a que parece claro que la gran mayoría de los contagios se registran en botellones, fiestas ilegales juveniles o residencias», dijo por último.

La prohibición de fumar en las terrazas reducirá otro 25% los ingresos a los bares