domingo 22/5/22
Tribunales

Prorrogada la reclusión en León de Parot, que sigue en segundo grado

Prisiones descarta su acercamiento al País Vasco y apunta a acabar condena en Villahierro
parot
Parot (a la izquierda) junto a Txikierdi en su juicio en Madrid. JUAN M. ESPINOSA

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias comunicó esta semana a la dirección de Villahierro que Henry Parot seguirá recluido en la cárcel leonesa en condición de interno de régimen de segundo grado, circunstancia que descarta (al menos por el momento) cualquier tipo de acercamiento al País Vasco.

Parot comparte reclusión con otros siete reclusos etarras más, tras los dos últimos traslados a Basauri decretados por Interior en sus políticas de acercamiento. En la penitenciaría de Mansilla de las Mulas se mantienen Fernando Elejalde Tapia, Jesús Mari Etxeberrría, Fernando García Jodra, Iñigo Guridi Lasa, Iñaki Krutxaga Elezcano, José María Novoa Arroniz y Diego Ugarte López de Arkaute.

En Villahierro ocupa uno de los módulos de respeto en los que se había hecho cargo de la elaboración del pan. Pero también ha estado en otro de manualidades. Tiene consideración de interno de segundo grado, con lo cual dentro de poco podrá empezar a disfrutar de permisos, una vez que ha aceptado la legalidad penitenciaria que hasta ahora rechazaba y que ahora asume, circunstancia que le habilita disponer de los beneficios.

A la baja

En la penitenciaría de Mansilla de las Mulas solamente quedan ocho etarras ahora mismo

Henri Parot dio nombre en 2006 a la llamada «doctrina Parot», con la que el Tribunal Supremo dio respuesta a un recurso de este preso que supuso la prolongación de la estancia en prisión de los terroristas. Siete años después, en octubre de 2013, la Justicia Europea la anuló y fueron excarcelados un total de 63 etarras.

A Parot se le considera en circunstancias personales y penitenciarias de normal convivencia, pero sin capacidad para vivir, por el momento, en semilibertad. Tiene derecho al trabajo y a recibir formación dentro de prisión. Está obligado a respetar un horario y cumplir con una serie de actividades y tareas.

Segundo grado flexible

Su segundo grado puede flexibilizarse para salir de la cárcel durante el día, principalmente para participar en actividades de voluntariado o trabajar. En el marco de una de estas salidas se produjo la fuga reciente de un reclusos de la prisión leonesa que terminó detenido en Asturias.

Beneficios

Parot podrá empezar a pedir salidas, que sólo podrán durar un máximo de ocho horas

Parar poder acceder a esa condición, el recluso etarra ha de ofrecer un perfil de baja peligrosidad social y no ofrecer riesgos de quebrantamiento de condena, y podrá acudir regularmente a una institución exterior para la realización de un programa concreto de atención especializada».

Sus salidas no podrán pasar de ocho horas diarias, y tienen que ser autorizadas por el juez de Vigilancia Penitenciaria de León, al que debe de solicitarlo cuando lo crea conveniente.

Prorrogada la reclusión en León de Parot, que sigue en segundo grado
Comentarios