martes 18/1/22
undefined
Klaus apareció malherido y con un hachazo en la cabeza. DL

La Asociación Protectora de Animales acaba de hacer público en sus redes sociales que Klaus, el mastín al que trataban de recuperar de una tremenda paliza, no ha podido recuperarse de las secuelas que produjeron los daños.

“Le prometimos a Klaus que no pasaríamos la barrera y no seríamos egoístas, que seríamos los guardianes de su salud y sus deseos.  A pesar de que los primeros días los cambios fueron
bestiales, del estado de shock hasta levantarse en interactuar con las personas, Klaus lleva varios días con una evolución estancada, incluso negativa porque aunque su examen general es normal, a veces parece que tiene la mirada perdida y se pasa gran parte del día durmiendo. Hoy se hicieron las pruebas finales para saber si estaba preparado para su resonancia y los resultados nos han destrozado, han reflejado una anemia crónica no regenerativa y una falta de proteínas que no le va a permitir fabricar sus músculos, ni regenerar el hueso, está agotado”.

“Otra transfusión con estos valores, daría el mismo resultado. No se le puede someter a ninguna prueba con su estado,
eso sería hacerle sufrir y ya ha sufrido bastante. Seguimos creyendo que ha sido un milagro, el milagro de Klaus por la fortaleza que ha tenido, quizás le han llegado todas las vibraciones que habéis mandado, los cuidados y cariño demostrado de @hospitalveterinarioferral simplemente quería saber lo que es cariño antes de irse y lo ha conseguido, ha conseguido tantas cosas que quizás por ello las ha querido disfrutar por lo menos días”, dice la asociación.

“Como nos dicen los chicos que lo encontraron, llegó en un día fe nieve y se va otro día de nieve. Hoy tras estos resultados y aconsejados por la clínica que le damos millones de gracias por ser tan profesionales y sobretodo humanas, debemos dejarle irse en paz”.

La Protectora de Animales anuncia que Klaus no ha podido superar las secuelas de la paliza
Comentarios