jueves. 11.08.2022

Prótesis impresas en 3D a bajo coste para mascotas

Ingenieros y veterinarios de la Universidad adaptan a cada animal su diseño desde 50 euros.
Rubén Ferrero, José Manuel Gonzalo Orden, José María Rivera, Francisco Jesús Rodríguez Sedano y José Antonio Rodríguez- Altonaga, integrantes del Servicio de reconstrucción protésica digital 3D para animales amputados.
Rubén Ferrero, José Manuel Gonzalo Orden, José María Rivera, Francisco Jesús Rodríguez Sedano y José Antonio Rodríguez- Altonaga, integrantes del Servicio de reconstrucción protésica digital 3D para animales amputados.

A. Calvo | León

Todo comenzó con un galgo que era de un amigo de un amigo y ahora, los integrantes del Laboratorio de Proyectos Colaborativos de la Escuela de Ingenierías de la Universidad de León se han aliado con el hospital de la Facultad de Veterinaria para dar una solución económica y adaptada a cada animal al que le falta alguno de sus miembros. Su oferta, prótesis individualizadas a un precio muy accesible ya que se fabrican con las impresoras 3D con las que cuenta el laboratorio. Comenzaron en mayo y ya están trabajando con cinco animales: tres perros, una gata y una ternera. Los veterinarios tratan y determinan las necesidades de cada animal y los ingenieros comienzan con la toma de medidas para hacer el molde y fabricar una prótesis que supla la falta del miembro de la mascota. Con estas prótesis, los animales recuperan la movilidad y mejoran su rehabilitación, además de evitar complicaciones futuras.

Las prótesis que se ofertan desde la Universidad de León pueden fabricarse en un plazo de 48 horas —lo que ayuda a que el animal no llegue a adaptarse a la ausencia de su pata— y a un precio que puede ir desde los 50 euros, como ocurrió en el caso del primer galgo tratado. Los materiales que emplean son resinas hipoalergénicas más o menos blandas, en función de las necesidades, el material plástico que emplean las impresoras 3D o aluminio, aunque ahora están estudiando la posibilidad de trabajar con fibra de carbono, con la colaboración con ingenieros aeronáuticos.

El informático del Laboratorio de Proyectos Colaborativos Francisco Rodríguez Sedano destaca el alto coste de las prótesis biónicas —con modelos estándar— que hay en el mercado y, añade como beneficios de las que se fabrican en la Universidad, que además de su bajo coste son específicas para cada animal y que, además, son externas y no quieren intervención quirúrgica, lo que evita el rechazo biológico. Sedano también apunta que al tener un precio reducido el propietario se puede permitir adquirir más de una en función de lo que demande la recuperación de cada mascota y su progreso.

Un ejemplo de esta apuesta es el caso de la ternera con la que ya están trabajando desde hace tan sólo unos días. Le falta una pata, pero su dueño no quiere sacrificarla porque considera que su valor supera los 20.000 euros y que es válida para la reproducción, al ser de una raza muy específica. Por este motivo, se decidió a fabricar una prótesis a través del Hospital Veterinario. Otro de los trabajos actuales, es con un mastín, cuyo peso está obligando a elaborar un diseño concreto o la gata cuyo primer paso es colocarle un arnés para que se adapte a su nueva situación y deje de moridisquearse el muñón.

Prótesis impresas en 3D a bajo coste para mascotas
Comentarios