lunes 24/1/22

Renfe cuenta con una rama del Oaris 105, que se ofrece como una gran operación de recambio; un tren que entra dentro de los cánones de la elegancia y la funcionalidad según los criterios

técnicos de este sector de las comunicaciones (tiene prestancia en el diseño y la operatividad)

para sustituir a los 112 que van a pasar por un proceso de transformación profunda, interior y

exterior, hasta salir ajustados al encaje del Avlo.

El inconveniente de la alternativa es que el Oaris 105 no tiene recambio; que cuando esa rama se vea obligada a pasar una revisión, deberá ser sustituida por una composición similar o equivalente a las que mueven el Alvia. El Oaris ya completó hace diez meses un proceso de ensayo sobre la vía de la alta velocidad entre León y Madrid; para perfilarse sobre el sistema de control ferroviario, y con el logotipo de Renfe en el frontal y en el lateral, llegó a León y estacionó en la misma vía que 112.

El prototipo de CAF que ya estacionó en la vía del AVE