sábado 22/1/22
Pleno municipal

El PSOE pone en jaque el presupuesto de Villaquilambre al tumbar la subida del IBI

El alcalde acusa a los socialistas de «usar la puerta de atrás» y aprovechar un error de tramitación
                      Villaquilambre bajó dos veces el IBI y no ha podido subirlo ahora. DL
Villaquilambre bajó dos veces el IBI y no ha podido subirlo ahora. DL

La vida municipal de Villaquilambre dio ayer un giro inesperado en un pleno que parecía de trámite al derogarse el incremento propuesto a final de 2021 del Impuesto de Bienes Inmuebles y de las plusvalías, que iban a reportar al Ayuntamiento unos 400.000 euros extra este ejercicio. En la sesión, la concejalía de Hacienda dio marcha atrás respecto a la subida del IBI después de conocerse varias alegaciones presentadas in extremis y promovidas por el PSOE.

El portavoz socialista, Jorge Pérez, recuerda que en el pleno del 28 de diciembre se desestimaron las 300 alegaciones de familias del municipio, pero «no se quisieron tener en cuenta tres alegaciones más presentadas el 24 de diciembre por registros telemáticos con idéntico contenido (una del Grupo Municipal Socialista de Villaquilambre y otras dos de vecinos).

Las reclamaciones se apoyaban en la falta de publicación de las ordenanzas fiscales, ya que sólo se dieron a conocer en el Boletín Oficial de la Provincia y no en el Tablón de Anuncios del Ayuntamiento de Villaquilambre ni en el diario de mayor difusión de la provincia como exige la normativa.

El alcalde, Manuel García, acusa a los socialistas de aprovechar un error de tramitación y de «usar la puerta de atrás» por presentar el día de Nochebuena por la tarde las alegaciones en contra del incremento del 0,55 al 0,57 del impuesto. También pone de manifiesto «la incongruencia» del PSOE, que se abstuvo en la votación para subir las ordenanzas fiscales para luego, «a través de la Agrupación, promover las alegaciones casi de tapadillo».

El regidor señala que Podemos sí apoyó la modificación de las ordenanzas porque significaban un incremento «mínimo después de haber bajado dos veces el IBI en el municipio, y en cambio incluían beneficios para los vecinos con bonificaciones del 50% del IBI a quienes pusieran placas solares».

García insiste en que con la derogación «se verán perjudicados los vecinos». El asunto va más allá, porque el IBI no se podrá subir como mínimo hasta enero de 2023, lo que afecta de lleno al presupuesto de 14,7 millones de euros que se acaba de aprobar y al que «se deberán efectuar ajustes», según reconoce, al no poderse incluir el incremento de bienes inmuebles que se había proyectado. El capítulo de impuestos y tasas reporta al Ayuntamiento ingresos de cinco millones que se verán mermados.

Pérez valora, sin embargo, la «incompetencia» de incumplir el requisito de exposición pública.

El PSOE pone en jaque el presupuesto de Villaquilambre al tumbar la subida del IBI
Comentarios