jueves 9/12/21

La implantación de peajes en las autovías y otras carreteras de alta capacidad del Estado a partir de 2024 va a suponer un verdadero dolor de cabeza para el ala socialista del Gobierno. Esta demanda europea no solo cuenta con el rechazo de los sectores económicos sino de casi la totalidad de los partidos políticos, lo que deja al PSOE como único valedor de la propuesta.

Unidas Podemos quiso dejar claro su rechazo frontal. «No hay acuerdo sobre esto y, por lo tanto, no va a pasar», destacó el portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Pablo Echenique. Unas palabras que refrendó el diputado de Unidas Podemos y representante de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino, al incidir en que ahora mismo no hay un acuerdo sobre esta materia en el seno de la coalición.

La única posibilidad de alcanzar un pacto con los dirigentes morados pasa por excluir del sistema a la mayor parte de la ciudadanía. «O se mantienen gratuitas, o se exime del pago a rentas bajas y medias, a transportistas y otros profesionales», apuntó Echenique. Hoy por hoy, el acuerdo parece muy lejano, lo que obliga al PSOE a no descartar una alianza con el PP, que siempre se ha mostrado más proclive a buscar consensos si son solicitados por la Unión Europea, donde gobiernan de forma conjunta las dos familias políticas con los liberales.

Escena política
Podemos, socio en el ejecutivo, se borra de la medida de cobrar por el uso de las autovías

Por el momento, los populares se han mostrado en contra aunque es cierto que no han aireado las críticas respecto a una medida que ellos mismos ya planteaban cuando estaban en el Gobierno. Algo que no ha impedido que varones como el presidente de Murcia, Fernando López Miras, hayan arremetido contra la apuesta. La iniciativa que se quiere sacar adelante aún no ha sido aclarada y apenas se conoce que la idea inicial pasa por implantar pequeñas tarifas para desincentivar el uso abusivo del vehículo y lograr ingresos para conservar la extensa red de carreteras. El Ministerio de Transportes tiene previsto presentar en las próximas semanas el plan detallado. Este debate coincide con la liberación de varios tramos de autopistas una vez han terminado las concesiones, lo que implica un mayor desembolso por parte de la arcas públicas.

El PSOE se queda solo en el impulso de la medida que recomienda la Unión Europea