martes 26/10/21
Turismo

El puente festivo marca la senda de la vuelta a la normalidad del sector turístico

Los hoteles reconocen ocupaciones del 90%, el turismo rural del 100% y la hostelería aplaude que vuelven los grupos
                      El casco histórico fue la zona donde más turistas se congregaron. MARCIANO PÉREZ
El casco histórico fue la zona donde más turistas se congregaron. MARCIANO PÉREZ

El grupo sube por la calle del Cid desplegado en formación. Suma más de una treintena de personas, con la identificación común colgada del cuello, y la cicerone por delante para orientarles hacia la fachada de la basílica. Un poco por detrás les sigue otra comitiva de una veintena de integrantes. No se trata de viajeros dispersos que se han unido en una de las rutas organizadas por los guías locales, ni peregrinos, ni leoneses emigrados que retornan a ver a la familia en coincidencia con la suma de cuatro días de descanso. No. Después de más de un año y medio desde que comenzara la pandemia, el puente del Pilar asienta la vuelta del turismo organizado León para marcar «la senda de la normalidad», según admiten los profesionales del sector, quienes advierten de todos modos de que «todavía falta mucho para la recuperación económica pese a que el horizonte se presenta muy bueno».

La entrada de León de nuevo en la agenda del turismo la confirma el presidente de la federación de agencias de viajes. Jerónimo Fernández incide en que «se han vuelto a ver autobuses en el aparcamiento de San Pedro, que es lo que lo marca muchas veces». «No se veían desde antes de la pandemia, salvo algunos anecdóticos en verano», reseña el portavoz del colectivo, quien detalla que las entradas mayoritarias por territorios se encuentran de nuevo en «gente del País Vasco, Asturias, Madrid», gracias a que «estas son fechas muy buenas para León como destino turístico». La tendencia augura que «los próximos van a ser puentes importantes: primero el de Todos los Santos, y sobre todo después el de diciembre, con el Purple Weekend», en el que señala que tiene que notarse también «el bono turístico».

Para entonces tienen ya preparada la oferta los hoteleros de la provincia leonesa. Por ahora «están flojas las reservas, aunque de manera tradicional no suelen darse con dos meses de antelación para estas fechas», como admite el portavoz de la Unión Hotelera, Manuel García. Pero no dudan de que «serán puentes fantásticos, sobre todo el de diciembre con el Purple Weekend». El pronóstico se apoya en los resultados de estos últimos días, en los que ha habido «ocupaciones por encima del 90%», pese a que «a partir del lunes ha bajado al 80% porque hay gente que ha tenido que irse». «Con todo, ha sido un puente magnífico», concede el representante del colectivo, quien insiste en que «tanto hoteles como restaurantes» han logrado «unos buenos resultados». «Es un punto de inflexión. Ha habido mucha gente y ha ayudado además que hiciera buen tiempo. Si es o no la entrada en una nueva normalidad habrá que verlo, pero entendemos que a peor ya no podemos ir y la incidencia acumulada cada vez es más baja», describe el leonés, quien avisa de que, salvo los puentes, se entra en «meses duros en León como son noviembre y diciembre», pero espera que puedan «seguir la línea de 2019 que es la que se busca».

A pesar de que «es difícil calcular porque depende de cómo caigan los días», el puente del Pilar de este 2021 se ha parecido más al de 2019 que al de 2020, como reconoce Martín Méndez. El presidente de la asociación provincial de hostelería y turismo apunta que se ha notado «mucha gente de fuera y se ha trabajado muy bien». Los resultados se apoyan en que «ya se vuelven a ver grupos e, incluso, extranjeros, aunque no dejan de ser unas fechas para un turismo de familias», como describe el portavoz del colectivo, quien añade que «no sólo es que haya habido reservas en la hostelería», sino que «los hoteles han estado llenos y los clientes comentaban que les había sido difícil encontrar habitación». «Los contagios están bajos, la vacunación funciona y creo que esto puede ser la entrada en la senda de la recuperación y la normalidad», cita.

Fuera de la capital, el comportamiento del turismo rural se ha comportado incluso mejor. Si los hoteles hablaban de un 90%, los alojamientos rurales apuntan ocupaciones «del 100% de ocupación para tres de los cuatro días», en los que sólo ha sido «un poco más flojito el viernes por el movimiento a destino», como traslada Jesús del Río, vocal en la provincia de la federación de Castilla y León que agrupa a estos negocios. «El año pasado tampoco fue malo para nosotros porque ya se veía que la gente quería salir después de los meses que había estado encerrada en casa, pero sí es cierto que ahora se nota la vuelta a la costumbre», informa el portavoz del sector, quien advierte de que «no quiere decir» que estén «recuperando la normalidad económica porque todavía tendrá que pasar tiempo». Vistos los resultados, el profesional leonés cree que «van a ser buenos también los siguientes puentes», aunque apostilla que la normalidad es que «ha cambiado la forma de consumir». «Otros años ya tendríamos lleno noviembre y estamos a medias. Ahora, la gente prefiere esperar a última hora por si les pasa algo y porque confían en encontrar, pero con el aumento verán que dejan de encontrar y volverán a lo normal», vaticina.

El puente festivo marca la senda de la vuelta a la normalidad del sector turístico
Comentarios