jueves 17.10.2019
Convivencia

Las quejas ciudadanas aumentan hasta 70 las denuncias a los bares por ruido

El 15% de las casi 500 reclamaciones se resuelven con un expediente sancionador.
Las quejas ciudadanas aumentan hasta 70 las denuncias a los bares por ruido

No hay noche de fin de semana en la que la centralita atienda menos de dos o tres llamadas. Las patrullas de la Policía Local apuntan la dirección, aunque muchas veces la conocen de memoria, y acuden con los medidores preparados. Al lado del portal hay un bar o un pub con las luces encendidas. Un vecino abre la puerta y les deja pasar para que comprueben si la música y las voces que han motivado su queja rebasan el nivel: una media de 25 decibelios por las noches, que suben a 35 por el día, pero que varían en función de las áreas de protección y otros factores. La escena, que en el último año se repitió 443 veces, terminó con 70 denuncias por ruido, lo que supone apenas un 15% de los requerimientos.

El indicador registrado supone un incremento del 79,5% y casi dobla las 39 que se contabilizaron en 2012. Después de años en los que se había logrado reducir la escalada de actas abiertas, el repunte marca un punto de inflexión que se confirma al revisar que en el actual ejercicio, con apenas seis meses transcurridos, ya hay 42 procedimientos abiertos derivados de establecimientos de hostelería, casi todos ellos localizados en el perímetro del casco histórico y el entorno de Burgo Nuevo, según explican fuentes del cuerpo municipal de seguridad. Una lista de expedientes que pasan a la Junta, que es la encargada de aplicar la sanción, que va de 601 a 12.000 euros, si se rebasa el límite en menos de 10 decibelios y de 12.001 a 300.000, si la infracción supera ese listón.

La tendencia se aprecia también en las intervenciones que se salen del ámbito de la noche. Más allá de las mediaciones en locales de copas, la Patrulla Verde actúa para mediar en avisos por ruido en domicilios, comunidades de propietarios y establecimientos públicos, como pueden ser bares e industrias. Un grupo de quejas que se derivan de cosas tan variadas como «aparatos de aire acondicionado y climatización, puertas de garaje, motores de ascensores, música, ladridos de perros o cantos de pájaros», como cita los responsables de la Policía Local, que reseñan que los 201 expedientes contabilizados en 2013, así como en los 134 que ya hay apuntados este año, la actuación de los agentes sirvió para resolver el conflicto con la advertencia y, en casos contados, con la denuncia por infracción a la Ordenanza Municipal de la Convivencia Ciudadana.

Las quejas ciudadanas aumentan hasta 70 las denuncias a los bares por ruido