viernes 22/10/21

El rastro volverá el día 10 al 100% tras las críticas de los vendedores a Diez

Con el eco todavía de la manifestación celebrada por los vendedores ambulantes el pasado martes, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de León anunció ayer que autorizará «a partir del domingo 10 de octubre la instalación de todos los puestos en el rastro dominical en Papalaguinda, toda vez que la nueva normativa anti covid-19 ya permite este tipo de mercados al 100% de aforo y ocupación». La respuesta se da tras meses de reclamaciones por parte de los titulares de los puestos, que desde julio esperaban que el equipo de gobierno cumpliera con la promesa de permitirles aumentar el 50% con el que llevaban desde diciembre de 2020, cuando volvieron a la calle tras más de ocho meses de parón absoluto. Con el verano por medio, las reuniones se distanciaron y se quedaron sobre la mesa incluso las propuestas planteadas por los afectados para reducir la superficie de cada tenderete y aumentar la distancia entre ellos.

El consistorio anunció ahora que «se está completando el proceso de reorganización y de resolver la situación de 150 vendedores, que aún no han presentado la documentación correspondiente», de los más de 420 totales, y especificó que «los puestos dedicados a la venta de objetos usados volverán a su emplazamiento tradicional al final de la acera de las instalaciones del Casino y la zona verde del skate park». «Durante el tiempo de limitaciones y restricciones derivadas de los efectos de la pandemia, el Ayuntamiento ha mostrado una clara voluntad de ayudar a los vendedores ambulantes, buscando soluciones a las limitaciones que imponían administraciones superiores y que impedían el 100% de aforo y ocupación»», publicitó el gobierno de Diez.

El rastro volverá el día 10 al 100% tras las críticas de los vendedores a Diez