domingo. 03.07.2022
DL22P10F1-19-48-46-6.jpg

La Policía Local restableció ayer el tráfico en el Paseo de Salamanca, cortado desde el pasado jueves como consecuencia de una gran balsa de agua originada bajo el puente Martín Granizo debido a la crecida del caudal del río Bernesga, en cuyas inmediaciones se encuentra. El tramo cortado era el comprendido entre las calles Antonio Nebrija y la Cabrera, según informaron fuentes municipales. Por otra parte, ayer se mantenían cortados todos los accesos a las márgenes del río Bernesga ante la crecida de su caudal, así como a la zona conocida como Camino de los Huertos, en el barrio anejo de Puente Castro, como consecuencia del aumento de caudal del río Torío. En la capital cerraron los parques con motivo de la alerta naranja por fuertes vientos, con rachas de entre 90 y 100 kilómetros por hora previstos para este fin de semana. En la imagen, el Bernesga a su paso por León ya en su cauce, a expensas de nuevas lluvias. 

Reabierto el paseo de Salamanca