lunes 26/7/21
En 2020 recibieron 1.518.608 kilos de residuos

La recogida de los puntos limpios cae un 30%

punto
Uno de los puntos limpios de León. JESÚS F. SALVADORES

El Ayuntamiento de León, a través de la Concejalía de Desarrollo Urbano, gestiona dos puntos limpios fijos, uno ubicado en la travesía del Alcalde Miguel Castaño y, otro, en la carretera Vilecha, así como un punto limpio móvil que se desplaza por distintos barrios y pedanías en función del día y la hora, de forma que esté cubierto todo el municipio. Todos ellos recogieron durante el año pasado 1.518.608 kilos de residuos.

Durante el año pasado, la pandemia del covid-19 provocó cambios en los horarios, recogida y manipulación de los residuos recogidos en los puntos limpios.

En 2020 el punto limpio ubicado en la travesía del Alcalde Miguel Castaño fue utilizado por 19.902 personas, el de la travesía Alcalde Miguel Castaño por 2.341 y el punto limpio móvil fue usado por 7.035 personas. Se trata de un total de 29.584 personas con un promedio de 3.200 personas al mes, excluyendo los meses que se mantuvo cerrado por el estado de alarma.

Del total de residuos, 1.518.608 kilos, casi un 30% menos que en 2019 debido al cierre provocado por el covid-19, el 35% del total se corresponde a residuos de aparatos eléctricos y electrónicos; el 30% a la categoría de enseres: muebles, colchones o somieres y, en tercer lugar, los escombros procedentes de pequeñas obras (residuos de construcción y demolición no peligrosos) con un 12%.

Además, los metales y chatarra han supuesto el 5%, el papel y cartón un 4% y el restante se distribuye en otras 20 categorías.

Residuos de carácter peligroso

Los principales residuos de carácter peligroso gestionados han sido los componentes electrónicos y eléctricos (frigoríficos, pantallas de televisión), aceite de automoción, envases metálicos y plásticos de residuos peligrosos, baterías, filtros de aceite y pilas, evitando de esta forma que dichos residuos puedan generar episodios de contaminación.

Todos estos residuos se han enviado a gestores autorizados que cuenta con las correspondientes autorizaciones, procurando en la medida de lo posible que dicha gestión se realice dentro del territorio de Castilla y León.

La recogida de los puntos limpios cae un 30%