jueves 14.11.2019
LEÓN ■ INFRAESTRUCTURAS

La reconstrucción de la A-66 depende de que Hacienda autorice el contrato de obra

El Ministerio de Fomento apela a la responsabilidad de los conductores para adecuar la velocidad al estado de la vía
La reconstrucción de la A-66 depende de que Hacienda autorice el contrato de obra

El Ministerio de Fomento aprobó en mayo de 2017 el proyecto de reconstrucción estructural de la autovía León-Benavente; lo licitó por 11,9 millones en julio; y en octubre, hace ya medio año, abrió las ofertas. Desde entonces, está pendiente de licitación. Aunque el inicio y la finalización de las obras de rehabilitación estructural del firme se van a programar en función de las disponibilidades presupuestarias que se planifiquen desde el propio ministerio. Este horizonte de la intervención pendiente sobre el trecho leonés de la A-66 forma parte de una respuesta ofrecida en sede parlamentaria a la diputada socialista leonesa Aurora Flórez, que se interesó en noviembre por los trámites previstos en el Gobierno para atenuar o frenar el deterioro que sufre la vía de comunicación más relevante del sur de la capital leonesa.

Fuentes del Ministerio de Fomento acentúan que esfuerzo en agilizar la adjudicación de la obra y formalizar el contrato licitado el pasado verano choca con una situación financiera poco propicia, con presupuestos prorrogados y que hace necesaria la autorización de Hacienda para formalizar el contrato. De ese punto pende el trámite que evitará el tránsito inestable que padecen a diario más de diez mil usuarios de la autovía de la Plata entre el límite sur provincial y los enlaces la capital leonesa. Entre los puntos kilométricos 143,1 y 196,3 se localiza este intervalo salpicado de grietas y baches, objeto de polémica y causa de estrés para los conductores. Tramo que, en la misma respuesta a la pregunta parlamentaria del PSOE, el Ministerio de Fomento define «acorde para mantener los niveles necesarios en condiciones aceptables de seguridad vial». El organismo relata que ejerce en todo momento la vigilancia adecuada para establecer, en coordinación con las competencias de la administración sectorial de tráfico, las actuaciones en la vía que procedan para «seguir manteniendo» el nivel de servicio y de seguridad vial precisos», amplía en la contestación a la diputada leonesa. En ese punto, apela a la obligación de los conductores de respetar los límites de velocidad establecidos y a tener en cuenta las características y el estado de la vía, del vehículo y su carga, a fin de adecuar la velocidad de su vehículo a las condiciones», extiende el Gobierno en su respuesta en sede parlamentaria a cerca de la modificación de los límites de velocidad establecidos. El Ministerio de Fomento aclaró sobre este extremo, que la reducción de la velocidad en 20 kilómetros por hora se realizó en base al deterioro actual del firme, y después del desgaste sufrido por las últimas y adversas condiciones meteorológicas del reciente invierno y con el fin de mantener unos niveles adecuados de seguridad. Mientras se desenreda el inconveniente financiero que separa la A-66 de las obras de rescate de su estado de colapso, el Ministerio de Fomento garantiza reparaciones de carácter puntual a través de los contratos que tiene adjudicados para la conservación ordinaria del vial.

El deterioro en el estado del firme de la A-66 se ha convertido en el último mes en el problema estructural más acuciante que padece la red principal de carreteras y vías de alta capacidad en la provincia leonesa.

La reconstrucción de la A-66 depende de que Hacienda autorice el contrato de obra