sábado. 02.07.2022
Sanidad

Los recortes sanitarios cierran este verano en León 45 camas hospitalarias

Satse denuncia que se aplazarán operaciones y pruebas que saturarán más el sistema de salud
Imagen de archivo de una de las plantas del complejo hospitalario de León. BRUNO MORENO

Los recortes sanitarios que se efectuaron en vista al periodo veraniego dejan en León una reducción de 45 camas hospitalarias, a este menoscabo se suman la disminución de centros de salud disponibles, la bajada en el número de consultas externas y la paralización del número de diagnósticos e intervenciones quirúrgicas. Los datos facilitados por el sindicato de enfermería Satse señalan que el cierre de camas se eleva a 305 en la comunidad y las 45 cerradas en León son las segundas más altas a nivel autonómico, sólo detrás de Burgos, con 214.

«En lugar de aprovechar el periodo estival para reducir las grandes listas de espera que existen para poder operarse o realizarse una prueba diagnóstica, las distintas administraciones sanitarias han optado, un año más, por echar el cierre en plantas y servicios», denuncia Satse.

El periodo sobre el que el sindicato realiza el balance sobre el cierre de camas y el aplazamiento de operaciones se postergará hasta el mes de septiembre y critica las medidas de la Consejería de Sanidad al valorar que «son una forma de ahorrar dinero en lugar de priorizar la salud del conjunto de la ciudadanía».

El sindicato de enfermería subraya que el cierre de camas y la suspensión de miles de consultas externas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas es algo «especialmente grave, en estos momentos, ya que las listas de espera en todos los servicios de salud se han disparado a consecuencia de la pandemia del covid-19».

La organización sindical recalca que otra consecuencia negativa de los cierres estivales es que conllevan, en muchas ocasiones, el aumento de pacientes desplazados dentro del mismo hospital a otras unidades que no se corresponden con su patología, con el consiguiente riesgo añadido para su salud y seguridad y que se sobrecarga aún más a los profesionales sanitarios que llevan más de 18 meses acumulando un grave agotamiento físico.

Los recortes sanitarios cierran este verano en León 45 camas hospitalarias