jueves 21.11.2019
CORRUPCIÓN

La red de sobornos del AVE salpica a un tramo de la alta velocidad a León

Dos cargos de Adif, con puesto en el CRC de la capital, bajo sospecha por recibir regalos.
La red de sobornos del AVE salpica a un tramo de la alta velocidad a León

A. G. Puente | redacción

El contrato de uno de los 15 subtramos de la línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León forma parte de la red de sobornos detectada por la Guardia Civil y evidenciada en un informe que ha incorporado al denominado caso Adif, tal y como publicó El País. Se trata de los 13,4 kilómetros de vía comprendidos entre Palanquinos y Onzonilla, el cuarto subtramo más largo de los 162,7 kilómetros de la línea, que supuso un coste superior a los 86 millones de euros y fue realizado por la constructora Isolux-Corsán, en el centro de la investigación por sobornar con regalos, viajes y hasta con obras en sus casas a directivos de Adif a cambio de informes favorables para hacerse con contratos.

La investigación comenzó con las obras del AVE en Cataluña, en una operación bautizada como caso Adif, y continuó con las líneas de alta velocidad en Castilla y León, Galicia, Euskadi y Asturias, donde la Guardia Civil detectó el mismo modus operandi de la constructora con altos cargos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

En el caso de León, en los documentos de la investigación de la trama de sobornos aparecen dos altos cargos de Adif: Luis F. B., director de línea, y Luis M., gerente de infraestructuras, los dos con su puesto de trabajo en la sede de CRC (Centro de Regulación y Control). Al primero, la constructora bajo sospecha le pagó una habitación de hotel y entradas para asistir al partido de Champions jugado entre el Real Madrid y el Olypmique de Lyon en 2010, mientras que al segundo la empresa le costeó los gastos de la reforma del piso de su hija en Fuenlabrada.

Isolux-Corsán se hizo con el contrato del subtramo Palanquinos-Onzonilla en el año 2009 y con estos incentivos a altos cargos consiguió que Adif incluyera el importe «más alto» en el presupuesto para lograr «sus objetivos económicos en el cobro de las certificaciones», tal y como consta en el informe incluido por la Guardia Civil al caso Adif, tras examinar minuciosamente archivos y correos intervenidos a directivos de la constructora, además la investigación remarca que estos sobornos no sólo se centraron en cargos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, sino también en políticos, técnicos y funcionarios de ayuntamientos, diputaciones y de la propia administración general del Estado.

En el listado de obras bajo sospecha, además de proyectos relacionados con la alta velocidad, aparecen carreteras, puertos y aeropuertos. La red de sobornos fue destapada a través de la denuncia de un empresario arrepentido con obras en el AVE de Barcelona. Gestionaba una de las subcontratas de Corsán en este proyecto y participó también en la práctica de repartir regalos para conseguir beneficios para su sociedad.

En el caso de la provincia, aparte del referido subtramo Palanquinos-Onzonilla de la línea de alta velocidad a León, aparece también en la investigación el tramo La Robla-Pola de Lena en la línea León-Asturias, con la Variante de Pajares en el centro de las sospechas. En este proyecto, el documento indica que Adif certificó un importe de obras, también para la constructora investigada, 4,5 millones de euros superior al acreditado por la valoración técnica.

El subtramo Palanquinos-Onzonilla fue uno de los más complejos en su construcción con tres elementos singulares: un viaducto sobre el río Esla de 600 metros y 13 vanos, el salto de carnero de Torneros (581 metros de longitud, 10 de altura y 17 pilonas) y la pérgola.

Precisamente en este subtramo del AVE a León es donde está prevista la construcción, en terrenos aledaños, de la reivindicada plataforma logística de Torneros, de momento parada por falta de presupuesto para acometer una infraestructura vital para aprovechar el potencial del nudo estratégico de León.

La red de sobornos del AVE salpica a un tramo de la alta velocidad a León