lunes 23.09.2019

Reducción del 30% de las emisiones en 2030

El encargo realizado por el Ayuntamiento de León, que cierra el plazo de recogida de ofertas el día 14 a las 14.00 horas, apunta que junta al plan de movilidad urbana y el plan director de transportes se debe de «armonizar» un tercer documento: el plan de acción para el clima y la energía sostenible.


Este plan «hará referencia a los objetivos globales de mitigación y de reducción de emisiones de CO2», como se explica en los pliegos, en los que se recalca que «el objetivo deberá ser de, al menos, el 40 % de reducción para 2030», con 2017 ejercicio de referencia para la comparación.


El objetivo, que se basa en el compromiso adquirido por el Ayuntamiento de León como organismo firmante del Pacto de los Alcaldes, pasa por lograr «la eficiencia energética y el uso de fuentes locales de energía renovable» para que «las áreas urbanas puedan mitigar los efectos del clima y consigan adaptarse a los cambios futuros». Para ajustarse a estas metas, el plan «debe contener acciones dirigidas a los sectores clave» del acuerdo, como son «los edificios y equipamientos e instalaciones municipales; los edificios, equipamientos e instalaciones terciarios; los edificios residenciales; y el transporte», como se señala en los pliegos de condiciones, que avisan de que cada actuación tiene que describirse con sus «costes globales de ejecución; el ahorro de energía previsto, la energía renovable producida y la reducción de emisiones de CO2 a lo largo del horizonte 2030».

Reducción del 30% de las emisiones en 2030