domingo 25/10/20

El regreso a las aulas sube un 2,1% este año y se sitúa en 366 euros

El regreso al colegio tendrá un coste aproximado de 366 euros por estudiante, desglosados en 202 euros de uniforme y 164 de libros. Es la media para los estudiantes de la comunidad autónoma de Castilla y León, cifra que en el territorio nacional sube hasta los 380 euros. Supone un 2,11% más que el año anterior, según un estudio de iAhorro. No obstante, según los datos recogidos por el comparador de precios idealo.es, la compra del equipamiento básico para la vuelta al cole asciende a un total de 627 euros, un coste un 53,31% superior al que supuso la vuelta al cole tradicional el año pasado, y hasta un 71,12% más si se compara con 2018.

Lo que no ofrece discrepancias en los estudios comparativos es la incertidumbre. Multitud de familias leonesas esperan hasta última hora con la duda de saber si se incorporarán a clase de forma presencial o será de nuevo la fórmula online la que triunfe. «Estamos notando un ritmo de ventas muy inferior al del año pasado y luego nos vendrá el aluvión todo de golpe», sostiene a principios de agosto la dependienta de un establecimiento comercial que atiende los tímidos pedidos que se le reclaman. Atiende a buena parte de los colegios de la capital. Hay otras tiendas «no oficiales» que facilitan también parte de la uniformidad a precios ligeramente inferiores.. No están viviendo una dinámica diferente: «Está todo muy parado».

La atípica vuelta al cole que espera este año a los alumnos guarda algún parecido con las de la anterior crisis económica. Entre 2008 y 2010, por ejemplo, las familias contrajeron los gastos en ropa y uniformes nuevas, algo que ocurrirá también este septiembre, en opinión del experto financiero Antonio Gallardo. «Una vez comenzado el curso, se verán también reducciones de gastos en partidas como actividades extraescolares o excursiones, entre otras, y el esfuerzo económico de las familias se centrará más en lo básico, como libros y otro material escolar», explica en declaraciones a El País.

Las dudas asaltan estos días a las familias y no parece que la situación se vaya a resolver a corto plazo. En las últimas semanas, varios centros han comunicado a los padres la intención de utilizar en las aulas los llamados chromebooks (ordenadores portátiles que utilizan el sistema operativo Chrome de Google), en el marco de sus planes de digitalización. Ante estas iniciativas, Gallardo cree que «chromebooks y tabletas ayudarían a interactuar mejor en el caso de que sufriéramos otro confinamiento y a ahorrar en el largo plazo, ya que las licencias digitales de los libros son más económicas que las físicas».

Hay colegios de León en los que el coste de los libros se situaba por término medio en torno a los 270 euros y sin embargo las licencias digitales cobran un precio de doce euros mensuales durante diez meses, que reducen el coste casi a la mitad. No obstante, en un momento tan difícil económicamente para muchas familias como el actual, «estas no podrían asumir tal inversión, sobre todo aquellas con más de un joven en edad escolar, excepto si mediara alguna ayuda o se implementara algún sistema de préstamo de equipos».

Pilu Hernández Dopico, profesora leonesa y creadora de El pupitre de Pilu, apuesta por un regreso al colegio con recursos de limpieza, clases higienizadas, mayor distancia entre alumnos, itinerarios diferenciados de entrada y salida del centro, más recursos tecnológicos, turnos diferenciados de comedor para los centros que no tengan jornada continuada, personal de enfermería anticovid, formación en clase, material escolar personalizado, ventanas abiertas cada hora y además higienizar el transporte.

El regreso a las aulas sube un 2,1% este año y se sitúa en 366 euros