martes 22.10.2019
Urbanismo

La remodelación de la plaza del Grano obliga a realizar tareas de mantenimiento

. Entre las labores de mantenimiento destaca el riego con agua pulverizada o salpiqueo suave tipo lluvia evitando la erosión, un riego somero con agua sin presión para mejorar la cohesión de las tierras de retacado, y que se realiza previamente al barrido.
La remodelación de la plaza del Grano obliga a realizar tareas de mantenimiento

El Ayuntamiento de León, siguiendo las instrucciones del arquitecto del proyecto de las obras de recuperación de la Plaza del Grano, dispone de un programa de mantenimiento de la misma en el que se detalla las actuaciones diarias, semanales, mensuales y anuales para su conservación.
Ante las críticas de algunas formaciones políticas y asociaciones por la arena acumulada tras las obras de rehabilitación, el Ayuntamiento ha recordado en un comunicado que los Servicios de Limpieza están realizando las labores de mantenimiento periódicamente y adaptándose a las necesidades que surjan a diario.

Desde el Ayuntamiento también se ha solicitado, una vez más, la colaboración ciudadana en el cuidado de la plaza evitando la acumulación de colillas, papeles y residuos de todo tipo pues es responsabilidad de toda la ciudadanía conservar este espacio emblemático de la ciudad. Entre las labores de mantenimiento destaca el riego con agua pulverizada o salpiqueo suave tipo lluvia evitando la erosión, un riego somero con agua sin presión para mejorar la cohesión de las tierras de retacado, y que se realiza previamente al barrido.

En cuanto a la limpieza, periódicamente a lo largo de la semana, adaptándose a las necesidades que surjan diariamente, se procede al barrido de la plaza con cepillos de pequeñas dimensiones y recogedor.
Esta pauta se ha hecho llegar a los locales con terraza como responsables de su cuidado y aseo.
Asimismo y según las mismas fuentes, mensualmente se revisan las superficies para detectar la existencia de eventuales faltas o daños en los pavimentos reponiéndose en su caso. El plan de mantenimiento también contempla proceder al recebado puntual y regado posterior en aquellas zonas en las que se detecte oquedades en rejuntados de solados de cantos o de morrillos. Con periodicidad anual, se revisará y limpiarán las canaletas perimetrales de piedra de la fuente retirando raíces y verificando su salida efectiva. Por último, el plan de mantenimiento establece las pautas a seguir en cuanto a reparaciones del solado tanto del canto rodado como de las baldosas y taco de piedra caliza.

La remodelación de la plaza del Grano obliga a realizar tareas de mantenimiento