lunes 1/3/21
Centros de mantenimiento

Renfe anuncia que las empresas privadas salvarán los talleres ferroviarios de León

El PSOE celebra la «gran apuesta del Gobierno» y el PP satiriza toda la operación como «economía de guerra»

Los talleres ferroviarios de León, a escena. Renfe avanzó ayer el éxito de una operación que «garantiza» carga de trabajo para los debilitados centros de mantenimiento en la capital leonesa, el de remolcado y el de motor. Trabajo a partir de la liberalización del sector, porque «el nuevo marco abierto a la competencia permite utilizar las instalaciones a otras empresas», según encabeza la explicación del comunicado de la compañía y el Ministerio de Transporte. Este matiz de la liberalización sustenta toda perspectiva laboral para los talleres leoneses, envueltos en la deriva del declive, hasta desaparecer del mapa de las instalaciones estratégicas del mantenimiento de trenes, que llegaron a ser referencia a nivel nacional.

El PSOE León se apresuró a celebrar el anuncio, con una valoración política sobre el relato que ofrece como solución a todo el declive que arrastran los centros de mantenimiento, luego de tres décadas de resta y reducción de actividad, que redondea la merma de plantilla por debajo del centenar de operarios, incluidos los que forman parte de una subcontrata. «Renfe está cumpliendo con León con un compromiso que va a traer más trabajo a nuestra tierra. No podemos dudar de que la liberación del transporte ferroviario y el consecuente aumento de la carga de trabajo se traducen en refuerzo de personal y más empleo para los talleres de León», indicó Javier Alfonso Cendón.

El PSOE

«Renfe cumple con León en un compromiso que va a traer más empleo a nuestra tierra»

Alertado por el ruido de los comunicados, el PP de León entró al debate mediático sobre el futuro de los talleres, con una versión más recatada y lejos de los moldes de euforia socialista por el comunicado de compañía ferroviaria.

«El Gobierno destaca como un compromiso para León cambiar una caldera de gasóil por una de gas o un extractor de humo; a 170 kilómetros de aquí, en Valladolid, Ábalos inyecta 180 millones de euros para unas instalaciones de este tipo», replica el PP leonés frente a la retahíla de actuaciones para León que se relacionan en el comunicado de Renfe: seiscientos mil euros de inversión en los últimos años, cuatrocientos sesenta mil desde 2018, para el nuevo comedor laboral, la renovación de la calefacción, la cubierta del taller, mejora del torno de ejes, renovación de vías de acceso a la base de motor; y torno de ejes, granalladora, máquina de corte de plasma, sustitución de extractor de polvo y partículas, instalación de prueba neumática de tolvas de cemento, remodelación de oficinas, dos equipos de detección de ultrasonidos, instalación de un sistema de extracción de humos e instalación de un sistema de transductores en el banco de pruebas de distribuidores para la obtención de gráficas.

El PP

«Renfe alardea por cambiar una caldera en León y en Valladolid invierte 180 millones»

Ese el contenido de un continente al que Renfe le otorga futuro a partir de las variantes contractuales que arrastra la liberalización de viajeros para otras empresas, mientras defiende en el comunicado que León «mantiene una posición estratégica, por lo que la actividad de los talleres está garantizada en los próximos años».

«La nota de prensa de Renfe enciende los ánimos del sector ferroviario leonés; confiar el plan de futuro a la liberalización es cuestionado por profesionales y las empresas la existencia de disponibilidad de los espacios, horarios y usos dado que no se han ampliado las actuales instalaciones hacia el oeste a pesar de existir terrenos inutilizados y sin uso», replica el PP leonés frente al anuncio de la compañía ferroviaria y del Gobierno que, a juicio de los populares no solventa «las graves carencias de personal de Renfe en León, que se ocultan bajo una economía de guerra que se aplica en los talleres de León».

El PP también corrige la versión de Renfe sobre la inversión y sus tiempos. «La sustitución de la cubierta completa de la nave del taller de Motor en San Andrés fue adjudicada en 2014 por el gobierno del Partido Popular tras años de abandono y goteras de los socialistas que justificaban tal abandono con la promesa del traslado de los talleres a Torneros, que nunca llegó, y que ahora se ha abandonado. Dicha cubierta que ahora se atribuye el PSOE se concluyó en la primavera de 2015 con una inversión de 200.000 euros. El PSOE celebra la nada. Celebra la renuncia de construir los talleres en Torneros y celebra que los talleres de La Sal no se amplíen hacia el oeste donde hay terrenos que no utilizan, condenando a una economía de guerra», insiste.

En medio de esta balanza que mide el futuro de los talleres de León, emergen dos cifras; Renfe anuncia carga de trabajo para León que depende de la demanda de empresas privadas. El PP incluye los 180 millones de euros que consolidan 600 empleos en Valladolid, con la tarea que hasta hace unas décadas tenía adjudicada la base de León.

Renfe anuncia que las empresas privadas salvarán los talleres ferroviarios de León
Comentarios