lunes 21.10.2019

Renfe quiere cerrar las ventanillas

La compañía ferroviaria quiere vender el 90% de sus billetes en la web para reducir un 30% su coste de venta
Renfe quiere cerrar las ventanillas

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, explicó este miércoles que la compañía aspira a que el 90 por ciento de sus ventas sean digitales para poder reducir un 30 por ciento el coste de venta de sus billetes. Así se expresó Táboas en unas jornadas sobre el sector ferroviario organizadas por el periódico 'Cinco Días', donde señaló que en la actualidad el porcentaje de ventas a través de su web alcanza apenas el 45 poor ciento.

En su intervención, el máximo responsable de la empresa pública ferroviaria presentó el Plan Estratégico con el que la operadora quiere hacer frente al proceso de liberalización que estará en vigor a partir de diciembre de 2020, algo que calificó como “un reto y una oportunidad”.

“Nosotros ya competimos con la carretera y con el avión, pero no estamos acostumbrados a competir sobre raíles”, admitió Táboas, quien considera que dicha liberalización puede resultar un fenómeno “parecido a lo que significó para Renfe poner en marcha el AVE en 1992”.

“Lo vivimos con ilusión y con respeto a los que vayan a venir”, aseguró el presidente de Renfe, antes de señalar que alguna de las empresas que pueden llegar tiene mucha experiencia e incluso más tamaño. “Seguro que vamos a aprender bastante de lo que ellos puedan hacer”, sentenció.

Sin embargo, advirtió de que “una cosa que me preocupa más que la liberalización es la disrupción tecnológica, que surja un competidor que cree el booking del transporte y nos convierta en un entorno liberalizado, en una utility”.

Por ello, sostuvo que Renfe debe “ser capaz de convertirse en un operador integral de movilidad para paliar esa amenaza de las plataformas que integran los viajeros y con la que no estamos acostumbrados a competir nadie en el sector”. “Nos tenemos que preparar con más énfasis y aceleración que contra la competencia clásica”, apostilló.

Por último, concluyó que el plan trata de hacer frente tanto a la liberalización como a la amenaza de la disrupción tecnológica para que la empresa continúe creciendo, gane en eficiencia y siga prestando el servicio con seguridad.

Renfe quiere cerrar las ventanillas