jueves 13/8/20

Renfe recula ahora en su intención de suprimir el tren hotel que pasa por León

Dice que es una situación temporal por la pandemia y deja en el aire la decisión definitiva

Renfe admitió ayer que la suspensión de los servicios del tren hotel Galicia-Barcelona con trayecto y parada en Ponferrada, Astorga y León, será temporal y obedece «a motivos coyunturales y sanitarios derivados de la pandemia».

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, solicitó «información urgente» sobre el posible final del servicio, que la compañía ferroviaria pública niega.

Según la respuesta enviada por la empresa a la Junta, la suspensión se debe a la restricción de la movilidad impuestas por el estado de alarma y las fases de desescalada, «pero que el servicio se repondrá cuando se alcance la plena normalidad de los territorios por los que circula el tren hotel».

Para la Junta de Castilla y León es «comprensible» desde el punto de vista sanitario la reducción de la movilidad y con ello de servicios ferroviarios durante la pandemia, «siempre que no sirva de excusa para suprimir de manera definitiva servicios a los ciudadanos de Castilla y León, algo que se ha asegurado no va a ocurrir».

El tren hotel estaba operado por un modelo de Talgo 7, con departamentos de camas y butacas, y había afianzado este recorrido entre los legendarios que dieron tanto prestigio a la fórmula viajera; nunca ajeno a un envoltorio de leyenda que le valió alguno de los apodos más célebres en el argot ferroviario del país: el Shangai, el gallego y el nocturno, glosan en clave la hoja de servicios de una línea que ya dejó de aparecer en el horizonte de las recuperables para el tren.

León lucha por no quedarse sin una opción eficiente para poner pie en la capital barcelonesa en ese arco transversal que abría el tren nocturno desde las principales ciudades gallegas; también, de la alternativa de llegar a Madrid en los tramos horarios menos recurrentes; no será el único daño colateral de la suspensión del servicio.

Sería también gravoso de forma extraordinaria para el emplazamiento de maquinistas de León, que tenían asignada en su hoja de servicios el movimiento ferroviario de estos trenes nocturnos entre Madrid y Ferrol y Barcelona y Vigo y La Coruña; el cese del servicio ahonda en la carga de trabajo vinculada con esta plaza del personal de conducción de Renfe, que ya cuenta con un boquete de dimensiones notables a base de adelgazar la densidad de las circulaciones y destinos.

Renfe recula ahora en su intención de suprimir el tren hotel que pasa por León