lunes 25/10/21

«No renuncio a pedir al Gobierno la integración, ni el Emperador, ni Feve, pero hay que ser realistas»

—Fue un portavoz muy duro en la oposición con los incumplimientos tanto de la Junta como del Gobierno, cuando ambos eran del PP. Ahora, como alcalde, con el PSOE, ha optado por un perfil menos combativo como se ve con el nuevo retraso de Feve. ¿Cree que va a tener mejores resultados así?

—Lo que hay que ser es realista ahora. No renuncio a ninguno de los proyectos, ni al de Feve, ni al del Emperador, ni a la integración ferroviaria, donde el PP hizo la mayor chapuza de la historia, ni a la Ciudad del Mayor, que acabará estando, tarde, mal y nunca.

—¿Y Feve?

—El proyecto lo dilapidó y dinamitó el PP, con la connivencia del Ayuntamiento. Uno de los temas es la urbanización de la estación, que para mí es prioritaria y así se lo he trasladado al presidente de Renfe, a la presidenta del Adif y al ministro Ábalos. Como consecuencia de las modificaciones que hubo en su momento conllevaba una serie de cambios en la urbanización que no he aceptado porque habría que hacer un nuevo proyecto. Es el que hay y se va a ejecutar, aunque no va a llevar menos de 8 meses de licitación. Como muy pronto veremos obras en el otoño de 2021. Puedo salir todos los días a subirme donde quieran, pero no empezará antes.

—¿Creo que el Adif ha vacilado a la ciudad en este tema?

—Aquí todo el mundo ha ido mareando la perdiz para no hacer nada, es claro y evidente, tanto unos gobiernos como otros. Por eso digo como alcalde que no voy a tolerar ni permitir que haya más cambios.

Fuera de ordenación
«La integración del AVE es una chapuza. Haremos un convenio para reorganizar el sector»

—Faltaría la llegada del tren.

—Nuestro objetivo es que llegue el tren en modo tranviario, que es el único en el que puede. Es cierto que, como he hablado con el presidente de Renfe, no van a ser menos de 3 o 4 años, independientemente del reglamento, que ya es para escribir un libro. Ahora hay que volver a resolver el pleito judicial por los anteriores vehículos, hay que sacar un nuevo concurso, hay que construir unos nuevos trenes porque las homologaciones técnicas ya no son las de hace 10 años... Lo que hay que hacer es explicárselo a la gente, que está paralizado desde hace un montón de años, quién lo ha hecho y que ahora reactivarlo lleva mucho tiempo; quien diga lo contrario miente a los ciudadanos. Eso es así porque el PP durante muchos años ha destrozado este proyecto.

—Citaba antes la otra la integración, la del AVE, que es un soterramiento.

—Eso es una chapuza integral.

—¿Qué va a pedir ahora que se haga en el terreno que ha quedado en superficie?

—(Resopla). Para empezar incumple el estudio informativo, el Prat, todo. Sorprende que una integración ferroviaria en una ciudad se puede resolver con 25 millones, mientras que en Valladolid, por ejemplo, son 400. Así ha quedado. Esto no es ninguna integración: es un trozo soterrado. ¿Qué interacción hay cuando la estación del tren tiene dos vías en superficie o cuando el paseo este que nos han dejado tiene dos barreras a los lados? Como no comulgo con esta historia, ya estamos en conversaciones con Adif. Los anteriores del Ayuntamiento de León, el señor Silván y el señor Tocino que tanto habla, deberían explicar cómo se pudo permitir que se realizara.

—¿Pero qué les pide ahora?

—No voy a pedir cosas utópicas. Los que estamos aquí no sé si conoceremos otra cosa. Hay que intentar resolver este recadito del PP. Ya está prevista, como hablé con el ministro, una reunión con Adif y Renfe para intentar ver qué podemos hacer. Los aprovechamientos de los suelos no son los que estaban en el plan. Hay que hacer una nueva reordenación del sector con el objetivo de que podamos hacer un desarrollo de los terrenos colindantes a la integración que ahora están vallados, que han quedado en una explanada, para ver su utilización, dentro de un acuerdo o convenio con el Adif para establecer las zonas verdes y urbanizables. El problema es que cualquier cosa que se haga no puede ser de hoy para mañana, ni para dentro de dos años.

—Ese vacío ferroviario implica además los talleres de Renfe.

—Lo que tengo entendido es que no se ha realizado ninguna actuación. Lo que sí sé, según me dicen desde Renfe, es que van a seguir manteniéndose donde están. En cuanto al empleo no solamente se va a mantener, sino que se está incrementando.

«No renuncio a pedir al Gobierno la integración, ni el Emperador, ni Feve, pero hay...